Dos sillares de piedra de Villamayor tapan el hueco dejado por el medallón Franco

Un operario da los útimos retoques a los sillares colocados en el lugar donde estaba el medallón
Un operario da los útimos retoques a los sillares colocados en el lugar donde estaba el medallón / Manuel Laya

No se ha colocado la hornacina que existe entre el resto de arcos del la Plaza Mayor

REDACCIÓN / WORD Salamanca

Dos sillares de piedra de Villamayor, el mismo material con el que está construida la Plaza Mayor de Salamanca, cubren ya el hueco que dejó el medallón artístico con la efigie de Franco desde que el pasado día 9 fuera retirado.

Las obras de sustitución de esta efigie, esculpida en un sillar de la Plaza Mayor, ya han concluido y los andamios han comenzado a ser retirados a primera hora de esta mañana.

Según fuentes cercanas a la empresa que ha realizado estos trabajos, se han colocado dos sillares de la arenisca piedra de Villamayor, tratando de igualar la tonalidad de la Plaza Mayor salmantina, pero sin instalar la tradicional hornacina que existe entre el resto de los arcos del ágora, muchas de las cuales siguen libres a la espera de ser talladas con otras figuras.

Además, se han unido las juntas con una masa que suelen utilizar los canteros en sus labores de construcción, compuesta por arena procedente de la propia piedra de Villamayor, cemento blanco y gris.

Y para igualar la tonalidad de la piedra también se ha rociado los dos sillares con una pátina que, además de impermeabilizar la piedra, busca darle un tono más antiguo al sillar.

Situado en el espacio comprendido entre dos de los ochenta y ocho arcos de la Plaza Mayor, el medallón fue retirado por el Ayuntamiento cumpliendo con la resolución de la Comisión de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León, que consideró que el medallón no está afectado por ninguna de las excepciones de la Ley de la Memoria Histórica.

Fotos

Vídeos