El servicio de Neumología atiende en lo que va de año 10.600 consultas y 400 ingresos

Parte del equipo que desarrolla su labor en el servicio de Neumología del Complejo Asistencial de Salamanca. /MANUEL LAYA
Parte del equipo que desarrolla su labor en el servicio de Neumología del Complejo Asistencial de Salamanca. / MANUEL LAYA

Dentro de su cartera de servicios, la última incorporación ha sido una unidad de ventilación no invasiva

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

El servicio de Neumología del ComplejoAsistencial de Salamanca cuenta con una importante cartera de servicios que lo han convertido en un servicio de referencia en Castilla y León. La plantilla está integrada por 14 especialistas, 13 adjuntos y un jefe de servicio, además de cuatro residentes (uno por año), y profesionales de enfermería y auxiliares, que como precisa el responsable de esta especialidad, Miguel Barrueco, «colaboran notablemente en las funciones del servicio y su trabajo es fundamental».

El área de hospitalización está localizado en la quinta planta del Clínico, además de otra unidad específica en Los Montalvos. Entre ambos hospitales se registran unos 700 ingresos anuales, con una estancia media de 5,1 días.

Por volumen de población atendida, destacan las consultas externas, divididas a su vez en generales y otras especializadas. En lo que va de año, ya han atendido un total de 10.600 , de las cuales, 3.300 son primeras consultas, y el resto, sucesivas. El caso de las especializadas, se centran en patologías que por su gravedad «exigen de cuidados específicos», como por ejemplo, según enumera el doctor Barrueco, la consulta de asma de control difícil, la de la EPOC, la de la ventilación no invasiva, de hipertensión pulmonar o los estudios del sueño, entre otras. A ellas se suma la vía clínica del cáncer de pulmón, «para tratar de establecer el diagnóstico en un periodo de tiempo muy corto, en menos de diez días desde que llega al hospital, para decidir qué tipo de tratamiento se va a realizar».

Otra de las unidades que destaca el jefe de servicio es la de tabaquismo, «para ayudar a que la gente deje de fumar», o la del control del oxígeno domiciliario, «para racionalizar las prescripciones y controlar que se haga un uso correcto».

Dentro de Neumología también están las áreas donde se realizan técnicas exploratorias. Por un lado, la unidad de Broncoscopias y técnicas invasivas, «de referencia y con prestigio a nivel nacional e internacional, a donde llegan profesionales de fuera para formarse», subraya Miguel Barrueco. En la parte técnica efectúan una media de 1.400 exploraciones cada año. Otra zona específica es la unidad de FunciónPulmonar, dedicada a valorar a los pacientes con técnicas como la espirometría, las pruebas de esfuerzo o el test de marcha, entre otras, que efectúa anualmente en torno a 15.000 pruebas.

La unidad del Sueño realiza una media de entre 750 y 800 estudios al año

Asimismo, en la unidad del Sueño se dedican a hacer estudios nocturnos de pacientes que presentan trastornos respiratorios del sueño. «La capacidad de esta unidad es muy limitada y no podemos atender toda la demanda, y en la actualidad, estamos pendientes de la toma de decisiones del personal que trabaja en ella, la dirección y yo como responsable para ver alguna posibilidad de incrementar el número de estudios que se realizan a diario», apunta.

Hasta ahora, están realizando en torno a cuatro o cinco estudios del sueño al día, y una media de 750 s 800 al año.

Y dentro del área de hospitalización han abierto recientemente unas camas dedicadas a la ventilación no invasiva, «para que los pacientes son subsidiarios de recibirla no tengan que ser trasladados a la UVI y no sean intubados», porque como aclara el responsable de este servicio, «es una ventilación que no exige la intubación del paciente». Esta zona lleva funcionando unos cuatro o cinco meses, y hasta ella llegan personas sobre todo conEPOC o con algún trastorno de ventilación por enfermedades neurológicas.

Esta unidad funciona en colaboración con la UVI ya que no existen guardias de Neurología, y en los periodos de jornada no ordinaria, «son sus médicos los que se responsabilizan de los pacientes que allí están ingresados». La capacidad es de cuatro camas. Antes de que existiese esta nueva sala, en ocasiones estos pacientes tenían que ingresar en la UVI y acababan intubados para poder ventilar, «y con esta nueva unidad no es necesario, tiene menos complicaciones y no se saca al paciente de su entorno, que es la planta, e incluso puede estar con los familiares», argumenta el doctor Barrueco.

En cuanto a las patologías neumológicas más frecuentes, el jefe de servicio enumera algunas por su mayor prevalencia, como la EPOC, el asma bronquial y el cáncer de pulmón. Asimismo, en estos últimos años han notado un incremento de los trastornos respiratorios del sueño:«Uno de los factores que influye es la obesidad, y vivimos en una sociedad que al igual que hay gente que pasa hambre, otra es obesa y tiene un sobrepeso enorme que le causa problemas respiratorios, aunque no es la única causa, pero es importante», resalta.

En cuanto a la EPOC y el cáncer de pulmón, «prácticamente no existirían si no se consumiese tabaco», sentencia MiguelBarrueco. Esto quiere decir que ambas cosas «son evitables».

Y de cara al nuevo hospital, desde el servicio de Neumología no esperan grandes novedades, pero sí una mejora significativa de las instalaciones respecto a las actuales, «con una mejor dotación de recursos».

Fotos

Vídeos