La Semana Santa concluye hoy con el Encuentro de Jesús Resucitado y su Madre

El Encuentro entre Jesús Resucitado y Nuestra Señora de la Alegría, en la plaza de Anaya./Laya
El Encuentro entre Jesús Resucitado y Nuestra Señora de la Alegría, en la plaza de Anaya. / Laya

Los pasos que participan en este desfile procesional parten de la capilla de la Vera Cruz hacia Anaya a las 10:45 horas

EVA CAÑASSalamanca

La Semana Santa de 2018 llega hoy a su fin para conmemorar su verdadera razón de ser: celebrar la Resurrección de Cristo. En esta procesión participan representantes tanto adultos como infantiles de las diferentes cofradías y hermandades de penitencia.

Desde la capilla de la Vera Cruz comenzarán a salir los primeros pasos a las 10:45 horas, con la salida de la Virgen de la Alegría, y sobre las 11:15 de Jesús Resucitado. El cortejo se completa con el Ligmun Crucis (1675) (el primero en salir), que como recuerda el presidente de la Cofradía de la Vera Cruz, Antonio Santos, «se trata de una reliquia santa, con autenticidad deRoma».

Además, saldrá del templo el Santo Sepulcro vacío y abierto, junto a las Tres Marías, que se recuperaron en la procesión de Domingo de Resurrección del año pasado , de Pedro Hernández y que datan del año 1617.

En cuanto al acompañamiento musical, correrá a cargo de la Banda de Música Tomás Bretón, la Estela de Beira y Montaraces y charros. De estos últimos, cabe destacar que realizan bailes religiosos, como el de la Cruz, o alusivos al momento que se está representando.

El presidente de la Vera Cruz también insiste en que este Domingo de Resurrección se narra un momento de una forma popular, ya que de ello no se habla en la Biblia, salvo en los textos apócrifos. «Una forma popular de enseñar al publico cómo sería el Encuentro entre ambos, y se representa a través de la Madre», subraya Antonio Santos. Porque como añade, no es litúrgica ni sigue los Evangelios, «presida por el Resucitado, que es de las mejores tallas de Alejandro Carnicero, de 1725». En las esquinas de este paso se pueden apreciar cuatro angelitos músicos y lo suelen portar unos 30 hermanos de carga.

Para este responsable de la Vera Cruz, es la procesión más importante porque el momento que refleja, «y todo el mundo está invitado a participar, como un día festivo». Desde hace unos años, a los niños de la cofradía que organiza como de las que van invitadas se les da una campanita para que toquen en el momento de El Encuentro. Según apunta Santos, procede de una antigua tradición de que si los niños tañen las campanas ahuyentan al demonio. Por su parte, la Virgen de la Alegría es una imagen de vestir anónima del siglo XVIII, que desfila sobre las andas que se utilizan en la procesión del Lunes Santo con la Virgen de la Amargura, que acompaña al Cristo de los Doctrinos.

Entre los enseres que también formar parte del cortejo de Resurrección, destacar el de La Inmaculada. Este acto, se ha desarrollado además de en la plaza de Anaya, en la Plaza Mayor, cuando coincidió con el 250 aniversario de la misma, pero ya se ha recuperado el emplazamiento previo.

Hasta llegar al atrio de la Catedral Nueva, Jesús Resucitado y la Virgen de al Alegría toman recorridos diferentes por el centro de la capital salmantina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos