La seguridad del personal sanitario se refuerza con un nuevo protocolo

Asistentes a la reunión de ayer en la Subdelegación del Gobierno. /MANUEL LAYA
Asistentes a la reunión de ayer en la Subdelegación del Gobierno. / MANUEL LAYA

Policía Nacional y Guardia Civil se coordinarán para reducir las agresiones a estos profesionales, que han aumentado en los últimos años

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

Ante el incremento del número de agresiones al personal sanitario de los últimos años, de forma especial en servicios más sensibles, como el deUrgencias, se ha puesto en marcha un nuevo protocolo para combatir estas situaciones. En Salamanca, de enero a junio ya se han registrado un total de 18 agresiones a profesionales que ejercían su labor bien en un centro de salud o en el hospital, y a ellas hay que sumar las de 2016, con 46 agresiones a 61 profesionales, 22 en el complejo asistencial, y 24 en Atención Primaria.

Esta iniciativa parte del Ministerio del Interior para toda España y llega a Salamanca en primer lugar con la creación de la figura del Interlocutor Policial Territorial Sanitario, en concreto dos, porque esta cuestión será coordinado tanto por la Guardia Civil, a cargo de un teniente (responsable de los 360 municipios de la provincia), como de un inspector de la Policía Nacional, que se hará cargo de la capital y Béjar.

Las agresiones más frecuentes que sufren los profesionales sanitarios, según detallaba ayer el subdelegado del Gobierno, Antonio Andrés Laso, son las amenazas, las injurias y las vejaciones, «más en horario nocturno y en servicios como Urgencias». En cuanto al perfil del agresor, suele ser los propios usuarios, aunque en ocasiones son sus acompañantes. «Las víctimas más habituales son las mujeres del personal sanitario», añadía Laso. Asimismo, lamentaba el número de robos que también se producen en el sistema sanitario.

Entre las novedades dentro del protocolo cabe destacar la elaboración de un catálogo de centros públicos y privados, «donde se diferenciará si prestan servicio permanente o en periodos de tiempo concretos, para también catalogar el riesgo de cada uno de ellos, y en el caso de producirse agresiones, tener la información exacta de los hechos y su modus operandi», advertía el subdelegado del Gobierno.

Y a la coordinación de la Guardia Civil y la Policía Nacional se sumará la de la seguridad privada que cumpla este cometido en los centros asistenciales. «Apostamos por la tolerancia cero ante las agresiones a sanitarios, y también sirve de reconocimiento a la labor de los mismos», detallaba.

El primer paso para su implementación ha sido mantener una reunión en la Subdelegación del Gobierno, donde han participado también el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca,Bienvenido Mena; el comisario jefe provincial de la Policía Nacional; el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, así como los presidentes de los colegios de Médicos y de Enfermería, la gerente territorial de Sanidad, y los de AtenciónPrimaria yEspecializada, entre otros.

Un Observatorio

A través de esta iniciativa también se crea un Observatorio de Seguridad Integral en Centros Hospitalarios, que según describían ayer, servirá para articular mecanismos e instrumentos de colaboración y coordinación a nivel nacional entre las fuerzas y cuerpos de seguridad y las autoridades sanitarias.

«No se puede permitir que los profesionales tengan que ejercer su profesión con miedo», lamentaba el subdelegado del Gobierno en Salamanca, y es una cuestión que preocupa a la administración regional, «con más mujeres afectadas y que incide en el desempeño de la actividad asistencial».

Desde ahora, para este tipo de agresiones, ya sean físicas o verbales, existirá un procedimiento común para fuerzas y cuerpos de seguridad, que también se centrará en la prevención de este tipo de situaciones y en la investigación profunda de los mismos.

Asimismo, tienen previsto realizar acciones de formación preventivas con el personal sanitario, para que sepan cómo reaccionar en este tipo de situaciones. Entre las formas de agresión está la utilización de las redes sociales, para los que pondrán a su disposición a los responsables de las unidades de investigación tecnológica.

Fotos

Vídeos