«El sector primario es la base para cualquier política de despoblación»

Juan Luis Cepa, en la plaza Mayor de Ciudad Rodrigo.
Juan Luis Cepa, en la plaza Mayor de Ciudad Rodrigo. / S.G.
CIUDAD RODRIGO

Su apuesta es por priorizar en las ayudas a aquellos que verdaderamente se dedican de manera activa al campo

Silvia G. Rojo
SILVIA G. ROJOCIUDAD RODRIGO

Hace a penas una semana que Juan Luis Cepa fue nombrado secretario de Agricultura del PSOE de Castilla y León en el transcurso del congreso regional celebrado en Zamora. Si se parte del hecho de que después de casi seis años en la Cortes, primero como portavoz adjunto y luego como portavoz de agricultura, asume esta función, parece el resultado lógico y un intento para que la coordinación entre ambos cargos permita un trabajo «más eficiente».

-¿Cuál es la tarea propia de un secretario de Agricultura?

-Coordinar todas las propuestas y las políticas del PSOE en esta materia. En la ponencia del congreso se hizo muchísima referencia a la agricultura y la ganadería en Castilla y León, a su importancia pues para nosotros sí que es un sector estratégico, no de palabra. Sí creeremos que hay que apoyar al sector primario en todos sus ámbitos porque es transcendental en esta región tanto por el empleo como por la actividad económica que genera pero fundamentalmente, porque es la base para cualquier política de despoblación. Allá donde no haya agricultura y ganadería es muy difícil que haya un futuro en los pueblos; donde haya agricultura y ganadería, puede haber futuro.

-Pero estas teorías que usted plantea, ¿cómo se traducen en propuestas o proyectos concretos?

-Nuestra obsesión principal es por el rejuvenecimiento del sector en el cual hay que aplicar políticas auténticas y eficientes aunque sabemos que es difícil. En las ayudas de la PAC (Política Agrícola Común) sí que se tiene que priorizar en aquellos agricultores a título principal aunque esa definición ya es pasada y ahora está de moda lo del agricultor activo que es el que sí se dedica a la actividad agraria. A estas personas es a las que hay que priorizar en un año tan malo como este y con las dificultades que tiene el campo. Hay que empezar a tomar políticas discriminatorias para aquellos sectores que lo están pasando mal y como no hay dinero para todos y decir lo contrario sería negarlo; hay que priorizar en aquellos que se dedican a la actividad, eso es lo fundamental.

«Hay que consensuar una posición común para el debate sobre la futura PAC»

-¿Esa es la principal prioridad que tiene ahora mismo el campo?

-Hay dos prioridades y una es inmediata: intentar convencer a la Junta para conceder ayudas de mínimis a las explotaciones que peor lo están pasando en este año tan malo climatológicamente hablando. La otra prioridad es a medio plazo y no es otra que consensuar una posición común para el debate sobre la futura PAC. Por otra parte, es necesario que la Ley Agraria que tanto nos costó aprobarla y para la que hubo bastante consenso, que se pongan en marcha los medios económicos y legales para su puesta en marcha efectiva.

-Esta pasada semana la propia consejera, Milagros Marcos, tras su paso por Bruselas hablaba de «batalla» en relación a la negociación de la futura PAC y en la que se oye hablar del copago.

-El único fondo en el cual no hay financiación nacional es la PAC porque en el Programa de Desarrollo Rural, el Feder o los fondos de cohesión, todos estos fondos estructurales, están ya cofinanciados. No sé si el copago es la solución adecuada pero lo que está claro es que hay que tomar medidas si queremos mantener una PAC económicamente parecida a la que tenemos a día de hoy.

El brexit va a suponer, por ejemplo, 5.000 millones menos anuales entonces, o hay un incremento del presupuesto y los estados miembros tienen que aportar más; o hay una disminución de beneficiarios y entonces ya nos iríamos al verdadero agricultor o, al final, si queremos mantener este mismo nivel no va a quedar más remedio que los estados pongan algo de dinero. Yo creo que se están barajando esas tres posibilidades. Cuál es la más acertada lo iremos viendo poco a poco. A mí, por ejemplo, me sorprendió en el debate general del presupuesto por unos datos que me habían proporcionado, que en las solicitudes de la PAC en Castilla y León el sector por edad que más cobra es el de los mayores de 65 años. Eso habría que analizarlo, ver si es conveniente o no que a los mayores de 65 años se les siga pagando la PAC. También digo que tampoco era contrario a que los jubilados que tenían su explotación con sus propios recursos, sin fincas alquiladas la cobren pues se podía entender como un plan de pensiones, entre comillas, porque todos sabemos las pensiones que tienen los jubilados del campo. Cuando hay que poner dinero encima de la mesa hay que estudiar todas las posibilidades.

«Nuestra obsesión principal es por el rejuvenecimiento del sector agrario»

-Pero si en el futuro hay menos ayudas, ¿cómo se compensa al agricultor al que le piden que produzca más para que Europa se pueda abastecer y que lo haga de un modo sostenible para contribuir con los acuerdos en materia ambiental como son los acuerdos de París?

-De momento no está claro, es una posibilidad. Lo primero que hay que hacer es desmentir que la PAC es una ayuda al campo. La PAC es un complemento de renta a una actividad que es fundamental y que es la base de todo desarrollo. Si queremos también tener autonomía alimentaria tenemos que seguir produciendo porque en 2050 habrá 2.000 millones más de personas y ese incremento será en condiciones peores porque se habla de una disminución del agua del 20%, y todo eso hay que tenerlo en cuenta. Así que la PAC es una ayuda por la cual exigimos producir con calidad, de manera respetuosa con el medio ambiente y son los agricultores los que gestionan el territorio. Estos que se dicen urbanitas que son tan ecologistas, tienen que saber que el territorio lo ordenan y lo mantienen los agricultores y ganaderos y todo eso hay que complementarlo. No hay que olvidar que esto no es un verdadero mercado de libre competencia y los países desarrollados, Estados Unidos por ejemplo, tienen la actividad agrícola subvencionada por lo que hay que buscar el equilibrio.

-Ha hecho referencia en algún momento de esta entrevista a la Ley Agraria, los noticias recientes indican que en otoño estará listo el Observatorio de Precios.

-Eso espero. Hace dos años que aprobamos una propuesta de resolución en la que el PP votó que sí y o se ha hecho. Pero no será una verdadera herramienta si no se incluyen todas las fases de la cadena de valor para saber dónde van los gastos y dónde los ingresos, lo demás, será una mera estadística o es que a lo mejor no interesa saber la realidad de cada eslabón porque quizá, nos llevaríamos una sorpresa de quién gana y quién no, aunque creo que todos lo sabemos.

Fotos

Vídeos