Sanidad invertirá 55 millones para que el nuevo hospital «tenga la mejor tecnología»

El consejero de Sanidad junto a personal sanitario, durante su visita a la nueva resonancia del Complejo Asistencial de Salamanca. /LAYA
El consejero de Sanidad junto a personal sanitario, durante su visita a la nueva resonancia del Complejo Asistencial de Salamanca. / LAYA

Antonio María Sáez Aguado presentó una nueva resonancia que permitirá lograr resultados óptimos

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, insistió ayer en que el nuevo Complejo Asistencial de Salamanca seguirá siendo «el buque insignia de la sanidad en la Comunidad», con la mayor cantidad de servicios de referencia y la incorporación de la tecnología sanitaria más puntera entre 2018 y 2019. A lo largo de esos dos ejercicios tienen previsto invertir un total de 55 millones de euros en media y alta tecnología, ya no solo de cara al nuevo hospital sino de incorporación ya realizada de algunos equipos y otros en los próximos meses.

«Forma parte de un proceso de mejora, renovación e incorporación de tecnología a través de diferentes proyectos», puntualizaba el máximo responsable de la Consejería de Sanidad durante su visita de ayer a una nueva resonancia magnética nuclear ubicada en el edificio ambulatorio del hospital Virgen de la Vega (en el sótano).

En este aparato, que según argumentó Sáez Aguado funciona desde hace dos semanas, se han invertido 1,1 millones de euros, destinado tanto a AtenciónEspecializada como a AtenciónPrimaria. Este equipamiento tiene diferentes funciones para agilizar y simplificar la obtención de imágenes, ya que sus funciones aceleran la adquisición de imágenes corporales y reducen las apneas hasta en un 47%.

Además, esta resonancia ofrece ventajas para el paciente, ya que cuenta con un túnel ancho de 70 centímetros que permite la respiración y movimiento libre, y como apuntan desde la Consejería de Sanidad, «reduce de forma significativa el ruido de la exploración, y al no tener agujas, tiene capacidad de realizar estudios angiográficos, imágenes con cuantificación porcentual de la grasa hepática o imágenes de perfusión cerebral sin necesidad de contraste».

Según las estadísticas que maneja el consejero, con esta nueva resonancia magnética se podrán realizar unos 9.700 estudios anuales. Por otra parte, Sáez Aguado confirmó que hace unos meses se actualizó en otra de las resonancias magnéticas, «que con ese proceso tiene las prestaciones más avanzadas». Y junto a estas dos resonancias ya existentes se sumará una tercera, denominada de 3 teslas, «que incorpora de nuevo la tecnología más actualizada para el diagnóstico de los pacientes», subrayó el consejero.

La nueva resonancia ofrece diversas ventajas para los pacientes

Y esta no será la única tecnología que se sume a la ya existente, las previsiones son contar con un nuevo TAC de altas prestaciones que facilitará estudios con 128 cortes, tres nuevos mamógrafos digitales con tomosíntesis, un nuevo angiógrafo digital o un equipo de cirugía robótica, «mínimamente invasiva para asistir al trabajo de nuestros cirujanos y garantizar la mayor calidad y precisión en las intervenciones quirúrgicas».

En relación al nuevo hospital, mantuvo las previsiones de abrir algunas unidades a finales de 2018, «y abrirlo por completo en 2019». El consejero de Sanidad también defendió ayer el servicio externo de lavandería ante la denuncia de hace unos días de Izquierda Unida por el mal estado de la ropa hospitalaria. Sáez Aguado aseguraba ayer que se trata de lavar toneladas de material textil todos los años, «y naturalmente en algunos casos se producen deficiencias que habitualmente son corregidas antes de entrar en el uso del hospital».

El responsable de Sanidad remarcó que cuando hay muchas toneladas que se limpian, «y si no están en las mejores condiciones se retiran y no entran en el circuito y muchos menos en las áreas quirúrgicas». Al respecto, reconocía que a la empresa responsable, «alguna indicación se le ha dado y alguna advertencia en este sentido cuando se produce». Pero el consejero de Sanidad insistió en que cuando se limpia en un hospital, «no hay que excluir que en algunas ocasiones no esté en las mejores condiciones, lo importante es establecer los mejores procedimientos para que eso no entre en el uso del hospital y sea devuelto, y en segundo lugar, «las penalizaciones si se incumplen en los niveles que están establecidos en el contrato».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos