La Salina muestra su preocupación por los problemas de la provincia

Sesión plenaria correspondiente al mes de febrero celebrada ayer en la Diputación de Salamanca, en la que se aprobaron la mayor parte de los puntos del orden del día. /MANUEL LAYA
Sesión plenaria correspondiente al mes de febrero celebrada ayer en la Diputación de Salamanca, en la que se aprobaron la mayor parte de los puntos del orden del día. / MANUEL LAYA

La negociación entre los distintos partidos lleva a numerosos acuerdos

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZ / WORDSALAMANCA

Por unanimidad, es decir, con el voto a favor de todos los miembros de la Corporación provincial (Ganemos Salamanca, Ciudadanos, Partido Socialista y Partido Popular), así fueron aprobados ayer la mayor parte de los puntos del orden del día del pleno ordinario de febrero de la Diputación de Salamanca. Y ello fue posible gracias a las negociaciones que desde el pasado viernes se han llevado a cabo entre todos los grupos políticos en el palacio de La Salina, mostrando de esta manera el interés de la Corporación provincial de llegar a acuerdos en favor de la población de la provincia salmantina.

Pero estos acuerdos no quieren decir que la sesión plenaria estuviera exenta de debate, ni tampoco de reproches, que no faltaron, aunque finalmente todos decidieran mirar hacia el mismo lado y se aprobaran 18 de los 23 puntos con los que contaba, fuera rechazado uno sólo y retirados los cuatro restantes -tres de ellos por llegarse a acuerdos previos y sin debatirse en pleno-; convirtiéndose esta sesión en una de las que mayor número de acuerdos ha alcanzado de toda la legislatura. Tanto es así que al término de la misma, el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, agradeció los tiempos empleados por los diputados en el debate de los diferentes puntos, pero, sobre todo, el interés mostrado por todos para llegar a los distintos acuerdos. Y es que ayer había sobre la mesa cuestiones de todo tipo, desde sanitarias y económicas hasta educativas, etnográficas, agrícolas, de control... todas ellas a través de mociones presentadas de forma individual o conjunta por los distintos partidos que ya habían sido negociadas con anterioridad.

Así, hubo tres mociones que se retiraron sin ser debatidas, por haberse llegado a acuerdos anteriormente. Una del Grupo Popular relativa a asumir un compromiso por la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, y otra en el mismo sentido del Grupo Socialista en defensa de la igualdad salarial, real y efectiva, entre hombres y mujeres. Mociones que fueron retiradas porque la Diputación acordó adherirse al manifiesto por la igualdad salarial entre hombres y mujeres promovido por los sindicatos UGT y CCOO con motivo de la celebración el 8 de marzo del Día Internacional de la Mujer.

La tercera moción retirada sin debatir había sido presentada por Ganemos Salamanca en apoyo a la petición de declarar el 5 de febrero como Día Europeo de las Víctimas de las Fronteras. En este caso, el motivo de retirarla fue porque se había consensuado una declaración institucional entre todos los partidos en este sentido, con las peticiones de la misma (reconocer a las personas fallecidas y desaparecidas como víctimas de las fronteras y «dignificar su memoria poniendo nombres a las víctimas enterradas con números, manteniendo listas de personas desaparecidas»).

Consensuada una declaración institucional sobre las Víctimas de Frontera

La cuarta moción que fue retirada, tras el debate entre todos los grupos políticos durante el pleno, fue otra presentada por el grupo Ganemos Salamanca para la regulación de la cesión de uso de espacios y edificios de la Diputación de Salamanca, acordándose que se estudiaría en las comisiones correspondientes con el objetivo de llegar a un acuerdo.

Fuerzas de Seguridad

La preocupación hacia ciertos temas se vio con la duplicidad de mociones como fue el caso de la presentada por el Grupo Popular en apoyo y respaldo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como garantes del Estado de Derecho y la presentada de forma conjunta por los grupos Socialista, Ciudadanos y Ganemos Salamanca para la equiparación salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la mejora de sus condiciones sociolaborales. Cuestiones complementarias, por lo que ambas mociones se debatieron conjuntamente, aprobándose por unanimidad las disposiciones de ambas.

De esta forma, en el debate intervinieron los portavoces de Ganemos (Gabriel de la Mora), Ciudadanos (Manuel Hernández), Partido Socialista (Carmen García) y Partido Popular (Carlos García), que defendieron que «a igual trabajo igual salario» para todos los Cuerpos de Seguridad del Estado, ya que no tiene sentido que Guardia Civil y Policía cobren menos que los cuerpos autonómicos, así como la mejora de sus condiciones laborales, ya que como recordó Carmen García «desde que gobierna el PP se pierden tres guardias civiles al día y se cierran cinco cuarteles al mes, teniendo que cubrirse el mismo trabajo con menos efectivos y menos medios materiales».

Respaldo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y a la mejora de sus condiciones laborales

Tras dicho debate se acordó, a instancia de los diferentes partidos, «promover un acuerdo marco que iguale los niveles salariales y las condiciones de trabajo y de conciliación, promoviendo la equidad y la igualdad en el seno de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en base a marcos competenciales homologables entre ellas»; « instar al Gobierno a la progresiva y efectiva equiparación salarial de los policías y guardias civiles con otros cuerpos policiales, comprometiendo para ello una dotación presupuestaria suficiente», e «impulsar medidas en favor de la mejora de las condiciones sociolaborales de los trabajadores de la Policía y Guardia Civil».

El desarrollo rural de la provincia es algo que preocupa también a todos los partidos, como ayer se demostró durante el pleno, ya que la moción presentada por el Grupo Socialista en este sentido, con algún cambio en su redacción, fue aprobada también por unanimidad.

Como defendió el socialista José Francisco Bautista, se hace «urgente» trazar un plan de desarrollo económico en la provincia, que lleve inversiones de las administraciones a los pueblos para evitar su despoblación. Un punto en el que estuvieron de acuerdo todos los partidos, por lo que se acordó «trazar un plan con medidas concretas de reducción y bonificación de impuestos y tasas a las empresas, autónomos y emprendedores del medio rural implicando para ello a las administraciones competentes y especialmente a la Junta de Castilla y León»; además de «trazar un plan de inversiones públicas concretas, posibles y futuribles, comarcalizado en el caso de Salamanca», y en el que se apoye de forma especial al sector agroindustrial, puesto que con todo ello se podrá luchar contra la despoblación.

Reducción de servicios

La reducción de servicios en el medio rural es una cuestión que preocupa al Grupo Socialista de la Diputación, pero también al resto que forman parte de la Corporación provincial; de ahí que ayer se aprobara por unanimidad la moción presentada en defensa del mantenimiento de las oficinas bancarias en el medio rural, y es que como señaló el socialista Carlos Fernández Chanca, en los últimos años estamos asistiendo al cierre de las sucursales bancarias en un gran número de municipios de la provincia, tanto es así que en 276 pueblos (en los que viven más de 50.000 personas) de los 362 de la provincia no hay ninguna oficina bancaria, lo que supone el 76% y esto obliga a sus habitantes a realizar un gran número de kilómetros para poder acceder a una de ellas. Y es que en los últimos 10 años se han cerrado una de cada tres sucursales que había en la provincia. A ello hay que sumar el mal acceso a internet, por lo que la banca electrónica no es una solución para muchos ciudadanos.

Luz verde a la defensa del mantenimiento de las oficinas bancarias en el medio rural

En este sentido, la diputada popular Chabela de la Torre señaló que «todos somos conscientes de lo complicado que es mantener servicios en el medio rural, pero si todos no ponemos algo de nuestra parte será algo imparable, por lo que hay que romper este círculo vicioso y apostar por la vuelta de servicios mínimos al medio rural» y en el caso de los servicios bancarios de algunas entidades éstos son «insuficientes», por lo que desde el equipo de Gobierno y ante las quejas que les han llegado de los ciudadanos ya se han puesto en contacto con la entidad que tiene más oficinas móviles en la provincia para denunciar esta situación. Y consideran «perfecto» que sea una institución como la Junta la que trate de «imponer algún tipo de refuerzo». Por ello se aprobó instar a la Junta de Castilla y León a que defienda el mantenimiento de las oficinas bancarias en el medio rural y que inicie negociaciones con las entidades financieras para garantizar su presencia en los pequeños municipios, asegurando servicios mínimos a través de cajeros automáticos, bancobús...

Bordado serrano

La declaración del bordado serrano por parte de la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad fue otra de las propuestas del Grupo Socialista, aprobada por unanimidad, que surge a raíz de una petición del Ayuntamiento de Mogarraz; y que ha dado como resultado una moción que también acordó apoyar distintas iniciativas para la investigación, reconocimiento, salvaguarda, puesta en valor e innovación del bordado popular de la Sierra de Francia; así como instar a la Junta y al Gobierno de España para que apoyen ante la Unesco su declaración como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Acabadas las mociones socialistas, se pasó a la única presentada en solitario por Ciudadanos, también aprobada por unanimidad tras modificarse su redacción tras el acuerdo conseguido en la junta de portavoces. En ella se pide la creación de una mesa de control y seguimiento de las mociones aprobadas en los plenos provinciales.

Con esta medida, como declaró el portavoz de Ciudadanos, Manuel Hernández, «que queremos que se implemente en el primer semestre del año, conseguiremos que haya mayor control para conocer si las iniciativas que se aprueban en sesión plenaria llegan a buen puerto», además, apostilló, «se evitará que algunas iniciativas tarden en llevarse a cabo o se queden en el limbo» y «habrá más transparencia en las instituciones públicas».

Aprobada la creación de una mesa de control y seguimiento de las mociones aprobadas

Respecto a las mociones de Ganemos, se dio luz verde a la lucha contra las viviendas vacías y a facilitar el acceso a los parques públicos de vivienda, con algunas enmiendas transaccionales del PP. Así, se acordó pedir al Gobierno de España que defina el concepto de «vivienda vacía» y a la Junta que coordine e impulse las negociaciones entre ayuntamientos, Junta y entidades públicas con viviendas vacías con el fin de ponerlas a disposición de las personas que las necesiten a través de alquileres sociales, de esta forma, como manifestaron todos los partidos, se contribuirá a la fijación de población en el medio rural.

También se aprobó, pero con modificaciones en el texto, la moción de Ganemos sobre la defensa de la libertad de la reutilización de las semillas por los agricultores, pidiendo al Gobierno la eliminación de responsabilidad penal a los productores agrarios «por vulneración de la propiedad intelectual», así como que se suprima el actual canon por la reutilización de las semillas.

La mejora sanitaria también se abordó en este pleno a través de dos mociones, una del PP para la gestión de las listas de espera del Complejo Asistencial Universitario, de forma que todos los pacientes sean atendidos por profesionales del mismo; y otra de los grupos Socialista y Ganemos en defensa de una sanidad pública, profesional y de calidad, adoptando las reivindicaciones de la Plataforma por la Sanidad Pública, ambos aprobadas por unanimidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos