La Salina comunicará al TSJ la imposibilidad de ejecutar la sentencia del presupuesto de 2016

En primer término, la silla vacía del diputado de Ganemos Salamanca, que no asistió al pleno. /M.J. GUTIÉRREZ
En primer término, la silla vacía del diputado de Ganemos Salamanca, que no asistió al pleno. / M.J. GUTIÉRREZ

La propuesta es aprobada por la Diputación con los votos a favor de PP y Ciudadanos y la abstención del PSOE

M. JESÚS GUTIÉRREZ / WORDSALAMANCA

La Diputación de Salamanca comunicará a la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia la «imposibilidad de ejecutar la sentencia» que declaraba nulo el presupuesto de 2016 y, por tanto, pedía la convocatoria y debate en un nuevo pleno para la aprobación de un presupuesto que consideran «inexistente» y ya «ejecutado» pues se liquidó el 28 de febrero de 2017, perdiendo su vigencia por haberse aprobado los presupuestos de 2017 y 2018.

Tampoco se puede ejecutar en lo que a la convocatoria y celebración de pleno para la aprobación de la plantilla y Relación de Puestos de Trabajo de 2016 se refiere, dada «su pérdida de vigencia al haberse aprobado las correspondientes a los años 2017 y 2018» y porque varios puestos creados con la RPT de 2016 han sido cubiertos en convocatorias que no fueron recurridas y que los empleados que participaron y obtuvieron los puestos son terceros de buena fe que no fueron parte del proceso judicial que se verían perjudicados por la anulación, como se indicó en el pleno extraordinario celebrado ayer en la Diputación.

Una sesión que tuvo lugar a una hora inusual, las dos de la tarde, horario que fue justificado por el presidente de la institución provincial, Javier Iglesias, al inicio del pleno, y es que éste fue retrasado para poder realizar el parón de dos horas convocado por los sindicatos con motivo del Día Internacional de la Mujer. En este sentido, Iglesias señaló que todos los partidos habían firmado un manifiesto, aunque recordó que «todos los días hay que hacer un esfuerzo para conseguir la igualdad», no sólo el 8 de marzo; y añadió que «el futuro es de las mujeres y agradecemos el esfuerzo que hacen para que la sociedad sea más igual y mucho mejor».

Respecto al pleno en sí, destacar la no asistencia del diputado de Ganemos Salamanca, Gabriel de la Mora, a quien la sentencia da la razón. El motivo de su ausencia, como había señalado un día antes, era porque se sumaba a la huelga convocada con motivo del Día de la Mujer. No obstante, a lo largo de la jornada emitió un comunicado señalando su posición sobre la sesión.

De esta forma, seis fueron los turnos de palabra para debatir la cuestión planteada, en los que el portavoz de Ciudadanos, Manuel Hernández criticó la celebración de la sesión extraordinaria al límite del plazo, cuando la sentencia se conocía desde el 16 de octubre, y calificó la postura del equipo de Gobierno como «impresentable» por el gasto público que suponía.

En cuanto a la imposibilidad de ejecutar la sentencia como habían manifestado los servicios jurídicos, Hernández afirmó que «esto no impide pedir responsabilidades políticas al presidente, por la dejadez mostrada y vulneración de la ley».

La portavoz del PSOE, Carmen García, por su parte, recordó que la sentencia viene a decir lo que ellos han criticado tantas veces y pidió que a partir de ahora el debate de presupuestos no se deje para última hora y se dé tiempo suficiente para su estudio, por lo que pidió más responsabilidad en este sentido.Pero lo que realmente preocupa a los socialistas, como declaró García, es cómo afecta la sentencia a cuatro trabajadores, «a cuatro familias», por lo que habría que meditar las consecuencias antes de realizar cualquier acto.

El portavoz del PP, Carlos García, fue el encargado de contestarles, señalando que la convocatoria se había realizado «casi por imperativo jurídico», pues había que dar una respuesta antes del 10 de marzo, y el hacerlo ahora no significaba «dejadez» como había criticado Ciudadanos, sino que antes ha habido que pedir informes jurídicos y estudiar muy bien la situación para no perjudicar, como había dicho el PSOE, a los trabajadores de la casa, buscando en todo momento salvaguardar sus intereses.

Además, recordó que la Diptuación ganó en primera instancia y tras la sentencia se decidió no interponer recurso de casación, como así lo habían aconsejado los servicios jurídicos, lo que fue dilatando en el tiempo la decisión. Asimismo, y en relación a la Relación de Puestos de Trabajo, indicó que durante la aprobación de la última RPT ya se tuvo en cuenta la situación creada.

Tras el debate llegó la votación, en la que tanto Ciudadanos como Partido Popular votaron a favor y el Partido Socialista se abstuvo.

En el caso de Ganemos Salamanca, Gabriel de la Mora señaló en su comunicado que su posición habría sido de abstención, «por ser parte del procedimiento judicial», a la vez que añadía que las razones de «encontrarnos con esta sentencia que hay que cumplir son: autoritarismo, negligencia y falta de respeto por la democracia.Las mismas cuestiones que explican la convocatoria de este pleno extraordinario», afirmaba.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos