Salamanca registró 67 asistencias por exceso de calor el pasado verano

Un termómetro marca 42 grados, ayer en la capital salmantina.
Un termómetro marca 42 grados, ayer en la capital salmantina. / Manuel Laya

El Ayuntamiento y el Colegio de Enfermería inician una campaña de sensibilización y de consejos frente a las altas temperaturas

E.C. / WORDSalamanca

Salamanca se sitúa estos días entre las provincias españolas con aviso naranja por altas temperaturas, de entre 39 y 42 grados centígrados, diez puntos por encima de lo habitual en esta época del año, y un calor más propio de finales de julio.

En este sentido, la Junta de Castilla y León dispone de un sistema de información sobre las repercusiones en la salud de las temperaturas elevadas de la Comunidad, que está activo desde el 1 de junio hasta el 15 de septiembre, proporcionando información sobre la asistencia sanitaria debida al aumento excesivo de las temperaturas, así como los casos de muerte atribuible a estas circunstancias.

Según los últimos datos publicados del verano pasado, en Salamanca se registraron un total de 67 asistencias sanitarias, un 14% del total de la Comunidad. Casi la mitad de ellas, 29 (43,3%) se detectaron en la Atención Especializada, mientras que en los servicios de Emergencias, 18 (26,9%), los mismos casos que en Atención Primaria. Entre los casos atendidos están los golpes de calor, el síncope o colapso por alta temperatura, los calambres o el agotamientos, entre otros síntomas relacionados.

Ante esta ola de calor, el Ayuntamiento de Salamanca y el Colegio de Enfermería está realizando una campaña de sensibilización y de consejos para prevenir problemas de salud, fundamentalmente, en las personas mayores y en los colectivos más vulnerables.

De este modo, se han elaborado carteles que se están distribuyendo en los Centros de Acción Social y en los de mayores con unas recomendaciones básicas sobre cómo evitar los efectos de la ola de calor y qué hacer ante una persona que lo sufre.

Recomendaciones

Entre las recomendaciones que lanzan las autoridades sanitarias está la de evitar salir durante las horas centrales del día, «beber más líquidos sin esperar a tener sed, evitar las comidas copiosas y bebidas alcohólicas, reducir la actividad física, descansar con frecuencia a la sombra, usar ropa ligera, holgada y de colores claros, permanecer en espacios ventilados o acondicionados, utilizar las habitaciones más frescas de la casa, bajar las persianas durante el día y cerrar las ventanas abriéndolas por la noche para ventilar, mantener los alimentos en el frigorífico y vigilar siempre las medidas higiénicas de conservación», detallan, así como no dejar a los niños ni ancianos en el interior de un coche con las ventanillas cerradas, y ayudar a las personas con mayor riesgo de sufrir los efectos de calor.

Fotos

Vídeos