Salamanca continuará instruyendo a equipos de bomberos de toda la región

Alfonso Fernández Mañueco y Juan Carlos Suárez Quiñone rubrican el convenio. / Laya

Ayuntamiento y Junta firman un convenio que refuerza el papel del parque de bomberos local como centro autonómico de formación

DANIEL BAJO PEÑASalamanca

El Ayuntamiento de Salamanca y la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León n renovaron y actualizaron ayer el convenio que permite que el parque de bomberos de la capital sirva como centro de formación para los servicios de extinción de incendios de toda la región.

Ayuntamiento y Junta explicaron ayer que el primer acuerdo se firmó en 2003. Desde entonces, el parque salmantino ha impartido 11 cursos de formación básica a 205 bomberos que se incorporaban a los distintos servicios de extinción de incendios de la Comunidad y, desde 2006, 88 cursos de especialización a más de 1.900 bomberos. Estros cursos han abarcado una amplia variedad de temáticas, como rescate en accidentes de tráfico, asistencia sanitaria urgente o riesgos químicos, entre muchos otros.

Una vez firmado el nuevo acuerdo de colaboración, el parque de bomberos de Salamanca incluirá nuevos módulos de formación. Ayer citaron como ejemplo los rescates subacuáticos, trabajos en altura o ventilación de espacios confinados.

Servicios punteros

Tanto el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, como el consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez Quiñones, alabaron las «instalaciones modélicas» del parque de bomberos de Salamanca y los programas formativos que acoge y que mejoran la «eficacia» de las intervenciones de los servicios de extinción de incendios.

Según Fernández Mañueco, gracias a las prestaciones del parque y al renovado convenio con la Junta, Salamanca continuará siendo «el centro de formación de referencia» en Castilla y León. El alcalde citó la torre para trabajos en altura, la piscina para formación acuática, los laboratorios y las aulas, entre otros ejemplos de «instalaciones modélicas».

El consejero añadió que el nuevo convenio «mejora» al anterior y permitirá a los bomberos adquirir nuevas competencias. Castilla y León tiene servicios de extinción «de primer nivel» gracias «a la colaboración entre las administraciones y al interés de los profesionales».

Merced al acuerdo, la Junta de Castilla y León, a través de la Agencia de Protección Civil, se compromete a realizar las actividades formativas para los servicios de prevención, extinción de incendios y salvamento en las instalaciones del de Salamanca. La Junta comunicará «con suficiente antelación el programa formativo» para que éste facilite, de manera preferente, el uso y disfrute del parque municipal de bomberos, que hoy día está considerado «referente nacional por su equipamiento». El convenio, recoge el texto firmado, contempla además el empleo «del campo de prácticas con fuego real del barrio de Tejares».

Fotos

Vídeos