Reina Kilama cierra el año con un 50% menos de producción de miel y polen por la sequía

Los asistentes a la asamblea de ayer, tras la celebración de la misma. /M.J.G.
Los asistentes a la asamblea de ayer, tras la celebración de la misma. / M.J.G.
SAN MIGUEL DE VALERO

También han notado en esta campaña un incremento del precio anual por kilo, que ha alcanzado hasta un euro

E.C. / M.J.G. / WORDSAN MIGUEL DE VALERO

Los más de 140 socios de la Sociedad Cooperativa Reina Kilama fueron convocados ayer a la asamblea anual extraordinaria que tuvo lugar en San Miguel de Valero. Entre los puntos del día, destacó el balance de producción y ventas de este 2017, marcado por la sequía. Al respecto, el presidente de esta sociedad, Santiago Canete, lamentaba la reducción de la producción de manera significativa, al no llegar ni al 50% de lo que han alcanzado otro años, «tanto en nuestra cooperativa como de forma generalizada en el sector nacional».

En otras temporadas, con menos socios que en la actualidad, han llegado a producir en torno a 1 y uno 1,5 millones de kilos de miles, y en estos últimos meses, la cifra ha bajado hasta las 700 toneladas. «Y con el aumento de socios por teníamos que haber producido más», sentenció Canete tras la asamblea.

En cuanto a la producción de polen, también lo califica de «desastre», del 50% también respecto a pasados años, que fue de 380 toneladas. «Ya el año pasado destacar que en miel fue un año malo, de baja producción y caímos el 20 o 30%, y este año incluso mayor».

En cuanto a los precios, debido a esta menor producción también se ha producido un incremento. Como aclaraba ayer Santiago Canete, «el precio ha subido en las monoflorales, estamos hablando de un euro más en kilo, que ya es dinero, es un mercado muy variable que suele variar entre 14 o 15 céntimos al año, y en esta ocasión estamos hablando de un euro».

Otro de los temas tratados en la asamblea fue un repaso a las producciones de las mieles del mercado de miel y de polen, tanto de España, Castilla y León como Salamanca, «tanto en importaciones como de exportaciones para que la gente se haga a la idea». En este sentido, como resaltaba Canete, han destacado que en realidad, pese a tener una menor producción, «la miel española se ha vendido a muy buenos precios, por encima del resto de países». El presidente de la cooperativa apunta a dos posibles factores, por un lado, la poca producción, y segundo, «por la calidad». En relación a la exportación, añadía que se hace a mercados que la valoran y la pagan, «de ahí que la gente haya salido satisfecha por los precios que están obteniendo este año en la campaña».

En la asamblea también han tratado el tema de la mortandad de las abejas, ya que tendrán bajas en las explotaciones, «porque venimos arrastrando el tema de las enfermedades y el de la sequía, y a parte de no tener producción, no hay renovación de abejas porque la reina no ha criado durante todo el verano al no haber polen en el campo por estar seco». De proyectos de futuro, adelantaron la incorporación de maquinaria que mejora el envasado o de una laminadora.

Por último, se entregaron los premios a las mejores mieles y polen de la campaña de 2017. En miel fueron para: Rafael Canete (encina), Agustín Sánchez (tomillo) y Rebeca González (brezo). Y en polen: Miguel Ángel Moro, Rafael Navarro y Lorenzo del Río. La mejor producción y trazabilidad ha sido para José Ignacio Andrés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos