El PSOE presenta nuevas medidas para luchar contra la despoblación

Carmen García y Antonio Luengo presentaron las mociones. /GUTIÉRREZ
Carmen García y Antonio Luengo presentaron las mociones. / GUTIÉRREZ

Incluidas en sus mociones que se debatirán en el pleno de mañana, buscan más financiación para los municipios

M. JESÚS GUTIÉRREZ / WORDSALAMANCA

La portavoz del Grupo Socialista de la Diputación, Carmen García, acompañada del diputado Antonio Luengo, presentó ayer las mociones que su partido llevará al pleno provincial ordinario que se celebra mañana, algunas con un objetivo claro: luchar contra la despoblación de la provincia.

Como recordó García, el PSOE lleva tiempo trabajando «en medidas concretas contra la despoblación que hemos presentado en los tres últimos plenos» y en esta ocasión seguirán con ellas buscando «financiación para las entidades locales».

Así, hizo referencia a la reunión del pasado miércoles de la viceconsejera de Ordenación del Territorio y Relaciones Institucionales, María de Diego, con los secretarios de la provincia para informarles de una orden que la portavoz socialista calificó de «chantaje» puesto que pretende fomentar la creación de mancomunidades de interés general a través de ayudas económicas, ya que «el consejero de Presidencia y el presidente de la Junta están empeñados en aprobar la Ley de Ordenación a la que se opone todo el mundo y la inmensa mayoría de alcaldes y concejales, como lo han demostrado con las alegaciones presentadas».

Quieren conseguir con dinero lo que no han podido hacer por convencimiento, explicó García, que recordó la deuda que la Junta mantiene con los ayuntamientos de Castilla y León, puesto que los recortes de los últimos 5 años suponen un 62,11% menos de ingresos. Cantidad que han dejado de percibir en inversiones de 2009 a 2016, lo que se traduce en 50 millones de euros.

Ingresos que no han llegado a los ayuntamientos que son «los gestores y responsables de los servicios de proximidad (basura, alumbrado, agua...) y los que además sufragan algunas competencias de la Junta como el mantenimiento de los colegios, escuelas infantiles, consultorios médicos...».

Por ello, el PSOE pide a la Junta en su moción que dé a los ayuntamientos de Castilla y León lo mismo que en otras comunidades autónomas, que los subvencionan con 81,5 euros/habitante en lugar de los 61 euros/habitante de Castilla y León; y se olvide de gastar 6 millones de euros para mancomunidades que no existen. Además, para salvar la brecha entre unas comunidades y otras, pide a la Junta que destine 60 millones de euros a la financiación local.

Otra de las peticiones de dicha moción es que se retire la orden de la Consejería de Presidencia para la concesión de ayudas para el fomento de las mancomunidades de interés general y se subvenciones a las mancomunidades existentes, a las que dejaron de ayudar en 2011.

También solicita que la Junta asuma sus competencias en materia de residencias, centros para discapacitados, colegios, consultorios.. y si no lo hace que dé financiación a los municipios para encargarse de ello.

Asimismo, el PSOE pide, entre otros puntos, que vuelvan a implantarse los Planes Provinciales que desaparecieron en 2011 con la crisis.

Ésta sería la moción más importante, por lo que esperan contar con el apoyo del PP.

Pero junto a ella se presentarán otra serie de mociones, como la que pide ayuda para los deterioros sufridos en el patrimonio provincial por las lluvias, además de la subvención anunciada para el arreglo de la muralla de Monleón, puesto que hay otras zonas que también han sufrido como el puente de Pedrosillo de los Aires o la entrada de San Martín del Castañar, por poner algún ejemplo.

Las ayudas para los grupos de teatro aficionados y contar con su participación en las actividades que se organizan desde la Diputación es otra de las mociones; así como el fomento de la natalidad a través de ayudas económicas por nacimiento o adopción, que forma parte de otra de las propuestas socialistas.

Por último, Antonio Luengo presentó otra de las mociones que versa sobre la macrogranja de porcino que se pretende implantar en Bercimuelle, una entidad local menor de Puente del Congosto, cuyo Ayuntamiento ha paralizado la ampliación de otra granja en el municipio, de un tamaño mucho menor, y sin embargo ha autorizado la de Bercimuelle.

Los socialistas manifestaron su apoyo a las explotaciones unifamiliares que asientan población y no a una macrogranja que no genera empleo pero si malestar a los vecinos, por los olores y por los problemas de agua que se puedan dar, debido a que esta entidad ya los tiene actualmente en verano y también algunos otoños. «No estamos en contra de la actividad, pero sí que institucionalmente se apoye estos proyectos en lugar de apoyar a los unifamiliares», recalcaba el socialista Antonio Luengo.

Carmen García quiso finalizar su intervención criticando dos de las mociones que el PP lleva al pleno, una sobre el Pacto de Toledo y un compromiso público de pensiones sostenible y otra sobre el anticipo de ayudas de la PAC. Ambas calificadas como de «manipulación» y que demuestran la «actitud hipócrita del equipo de Gobierno con los ciudadanos», puesto que son el «resultado de sus acciones y ahora quieren ponerse a la cabeza de su defensa», en el primer caso; y en el segundo, porque la «Junta lleva 20 días pidiendo a los agricultores que soliciten los anticipos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos