El PSOE pide crear un grupo de trabajo para identificar los pisos turísticos ilegales

Un grupo de turistas en la Plaza Mayor. / WORD

Quiere regularizarlos para evitar la competencia desleal a los hoteles y alquileres más caros

DANIEL BAJO / WORDSALAMANCA

El PSOE quiere evitar que Salamanca viva los mismos problemas de masificación turística y de descontrol en los alojamientos que ya padecen grandes ciudades como Madrid o Barcelona, causados por la proliferación de hospedajes irregulares al calor de la economía colaborativa.

Así las cosas, mañana presentará una propuesta en el pleno municipal para crear un grupo de trabajo conjunto entre representantes políticos, hosteleros y técnicos de turismo que analice la situación de los apartamentos turísticos ilegales salmantinos. Según el portavoz socialista, José Luis Mateos, quieren que ese grupo de trabajo «constate la realidad» de Salamanca e «identifique» los alojamientos irregulares de la ciudad. Una vez localizados, éstos podrían regularizar su situación y seguir abiertos como apartamentos estándar o bien asumir las pertinentes «medidas coercitivas».

Mateos explicó ayer que otras ciudades ya tienen grupos de trabajo similares y que Salamanca debería ponerse la venda antes de la herida. La presencia de alojamientos ilegales «no es un problema acuciante, pero el fenómeno ya existe» y debe afrontarse «de forma preventiva». El PSOE calcula que en Salamanca hay unos 300 apartamentos al margen de la ley y que las autoridades locales deberían hacer algo ya. Los socialistas confían en que el resto de grupos del Ayuntamiento respalden su idea y aprueben el citado grupo de trabajo.

El PSOE ya maneja algunas ideas para incentivar la regularización de los pisos turísticos.

La primera, según explicó ayer el concejal socialista Arturo Ferreras, sería reunirsecon las plataformas digitales en las que se cuelgan los anuncios de los citados pisos y fijar un tope de días anuales: si se alquilan más de 60 días se considerarán un negocio y sus dueños tendrán que pagar los impuestos correspondientes.

La segunda idea es diferenciar entre los particulares que poseen un piso y las empresas que disponen de varios: y la tercera sería imponer una tasa municipal sobre los pisos turísticos que se alquilen más de 60 días al año.

Consecuencias

Los concejales socialistas expusieron algunas de las consecuencias que ha traído el descontrol en los alojamientos. Mateos comentó que en Madrid y Barcelona se ha incrementado el precio de los pisos de alquiler porque sus dueños prefieren usarlos como albergues para el turismo antes que para acoger inquilinos. La economía colaborativa mal entendida ha generado «una burbuja» en los alquileres de la vivienda. Y eso en una ciudad como Salamanca, con miles de estudiantes foráneos, puede tener consecuencias.

José Luis Mateos confirmó que ha contactado con los hosteleros de la ciudad para transmitirles sus intenciones e invitarles a participar en el grupo de trabajo si éste sale adelante. A nadie se le escapa que los dueños de hoteles y apartamentos legales son una parte interesada. Los socialistas han visto «una preocupación extrema» en este sector, porque compiten con una desventaja enorme. Los negocios regularizados deben pagar tasas y cumplir con todas las normas habidas y por haber; los ‘piratas’ están en un «limbo» que les beneficia.

El presidente de la asociación de empresarios de hostelería de Salamanca, Alain Saldaña, corrobora que la agrupación lleva «años» bregando para las administraciones y los políticos «se siente de una vez y trabajen juntos». Respecto a la propuesta del PSOE, afirma que «nos van a tener a su disposición» para «trabajar juntos» porque «hay que tener algún marco de actuación a nivel local para delimitar la actividad de los alojamientos». Ya hay una legislación regional, pero los hosteleros salmantinos son partidarios de estrechar más el margen de actuación, actuar también a nivel local y fomentar más la autorregulación. «Apoyaremos cualquier iniciativa para autorregular el sector, al margen del color político», añade Saldaña. Si los pisos cumplen con todas las medidas legales «y entran en el marco de actuación y compiten legalmente, perfecto. Y los que no, que les persigan».

Fotos

Vídeos