El programa de donante vivo registra 30 trasplantes, dos de tipo cruzado

El hospital de Salamanca es de referencia para Castilla y León de una modalidad con mejores resultados

E.C. / WORDSALAMANCA

En el área de trasplante de donante vivo y cruzado, el Complejo Asistencial de Salamanca es de referencia para toda la Comunidad, y detrás de su coordinación están los servicio de Urología y Nefrología.

El responsable de la primera de las especialidades, el doctor Francisco Gómez Veiga, confirma que el trasplante de donante vivo es un área a desarrollar, en especial, ante el descenso de los órganos procedente de un cadáver.

Desde hace dos años que se puso en marcha este programa, en Salamanca ya se han realizado un total de 30 trasplantes de donante vivo, dos de ellos de tipo cruzado, es decir, con el intercambio de órganos de vivo que son compatibles. El doctor Gómez Veiga lo explica de forma más detallada: «Tenemos una persona que quiere donar un riñón a su familiar pero no es compatible y lo que hacemos es consultar en el registro nacional para ver si hay otro caso similar para poderlo intercambiar en caso de que sea compatible».

En el hospital salmantino se dio el caso de un triple cruzado, es decir, otros dos centros estuvieron implicados en el trasplante de donante vivo. Como confirma el jefe del servicio de Urología, en la actualidad hay varios posibles trasplantes cruzados en estudio que pueden incrementar los dos que se han hecho hasta ahora.

Entre las ventajas del donante vivo, como enumera este especialista, está la mayor supervivencia el injerto, «es más rápida su recuperación y los resultados a largo plazo son mejores».

El hospital estudia en la actualidad la posibilidad de realizar nuevos donantes de vivo cruzados

Además, los de donante vivo tienen menores rechazos, «están mejor y los tiempos de isquemia son muy cortos, que implica un ejercicio de colaboración entre los equipos quirúrgicos, acompañado de Nefrología».

Bajo el punto de vista de este urólogo, este tipo de trasplante es un campo en crecimiento, tanto en España como en otros países. Cabe resaltar que cada año se incrementa el número de donantes vivos y se aproxima a los de cadáver cada vez más, que han ido descendiendo al producirse, por ejemplo, menos accidentes de tráfico al mejor en la última década las carreteras.

El servicio de Urología cuentan con una plantilla de 12 urólogos, que además de pasar consulta en la segunda planta del Clínico Universitario, son responsables de una planta de hospitalización en el Virgen de la Vega y de un área quirúrgica también en este edificio.

En relación a labor quirúrgica del servicio de Urología, cabe detallar las técnicas que emplean. Por un lado, la cirugía mínimamente invasiva o laparoscópica, así como la cirugía abierta, tanto Oncológica como reconstructica. «Un apartado muy importante es el tratamiento litiasis (piedras o cálculos)», incluye Gómez Veiga.

Cuando se trata de un cáncer de próstata, por acercar un ejemplo más concreto, los urólogos tienen que analizar primero la situación del paciente, en aspectos como la edad o las comorbilidades, para decidir el tratamiento a seguir.

«Cuando la enfermedad está más avanzada los tratamientos tratan de disminuir las fuentes de testosterona, el bloqueo hormonal, y a día de hoy tenemos nuevas posibilidades como la quimioterapia, y sobre todo, los nuevos tratamientos hormonales o definidos como ‘superantiandrógenos’, que han demostrado una eficacia importante para mejorar la supervivencia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos