El programa para atraer talento recibe 170 solicitudes de científicos de todo el mundo

Mariano Barbacid intervino en mayo en la presentación del programa en el Ayuntamiento. /MANUEL LAYA
Mariano Barbacid intervino en mayo en la presentación del programa en el Ayuntamiento. / MANUEL LAYA

El bioquímico Mariano Barbacid preside el comité científico de esta iniciativa pionera, cuyo presupuesto asciende a 2,5 millones de euros

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

El nombre de la capital del Tormes comienza a resonar con fuerza entre las elites investigadoras de los cinco continentes, que han reconducido su selecta mirada hacia nuestra ciudad, concretamente hacia el Programa de Atracción del Talento Científico en Salamanca, auspiciado por el Ayuntamiento salmantino en estrecha colaboración con la Federación Española de Ciencia y Tecnología (Fecyt).

La convocatoria pública realizada el pasado mes de mayo, que fue presentada por el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, cerró su plazo para la presentación de proyectos por parte de los investigadores interesados el pasado 30 de septiembre. Aunque no has trascendido hasta el momento los nombres de los científicos que aspiran a ser seleccionados –las bases contemplan que solo podrán ser elegidos cinco– lo cierto es que la respuesta de la comunidad científica nacional e internacional ha sido especialmente relevante. No en vano, casi 170 investigadores tanto españoles como de otras naciones han tramitado sus candidaturas, un dato que pone de relieve la gran acogida que ha cosechado este programa fuera de las fronteras salmantinas y españolas.

A partir de ahora se inicia una nueva fase, consistente en la selección por parte del correspondiente comité científico, presidido por el prestigioso investigador Mariano Barbacid, de los cinco proyectos que, para su desarrollo y materialización, serán financiados con la jugosa cuantía de 2,5 millones de euros.

El objetivo es atraer, retener y captar talento científico para la capital salmantina

Conviene echar la vista atrás en el calendario y retrotraerse al pasado 8 de mayo. Ese día el alcalde Alfonso Fernández Mañueco detalló las bases del programa de atracción de talento liderado por el Ayuntamiento de Salamanca. Esta iniciativa, pionera en España, permitirá la llegada a nuestra ciudad de investigadores con una trayectoria incipiente muy prometedora y con potencial de liderazgo en líneas de investigación emergentes.

El programa en cuestión forma parte del convenio de colaboración suscrito entre el Ayuntamiento de Salamanca y la Fundación Española para la Ciencia y Tecnología (Fecyt). Fundamentalmente se trata de un acuerdo que tiene como objetivo atraer, retener y apoyar el talento científico, con la finalidad de establecer nuevas líneas de investigación en centros ubicados en la capital salmantina.

El comité científico que preside el bioquímico español Mariano Barbacid deberá, durante sus próximas deliberaciones, seleccionar un total de cinco investigadores para que pongan en marcha y lideren grupos de investigación y para que establezcan nuevas líneas de investigación en las áreas propuestas. Los únicos criterios de evaluación serán la excelencia científica de los candidatos y la calidad de sus proyectos.

Iniciativa única

La importancia de este programa, catalogado como único en España con estas características, está avalada por investigadores españoles de máximo nivel que forman parte del citado comité científico asesor. Además, el alcalde destacó durante la presentación del mismo que en una ciudad universitaria, como es el caso de Salamanca, resulta fundamental apostar por la industria vinculada al conocimiento y al talento para generar oportunidades y crear empleo.

Los candidatos elegidos liderarán grupos de investigación y crearán nuevas líneas de trabajo

Los 2,5 millones que aportará el Ayuntamiento y la Fecyt se distribuirán a lo largo de tres anualidades. En este presupuesto están incluidos los costes salariales de los investigadores y los fondos adicionales para el desarrollo del proyecto, como son el equipamiento, los gastos de funcionamiento, los gastos de publicaciones y los montantes salariales del equipo técnico.

En las bases de la convocatoria se especificó expresamente que los candidatos deben ser investigadores con una trayectoria prometedora en logros vinculados a su campo de investigación y etapa de estudio, incluyendo publicaciones sobresalientes (como autor principal) en revistas científicas, multidisciplinares e internacionales, o bien, en revistas internacionales de sus respectivos campos de investigación. Los cerca de 170 investigadores que finalmente compiten en esta convocatoria científica han tenido que aportar también un listado de presentaciones y ponencias en congresos internacionales de renombre, becas obtenidas, premios y reconocimientos. Además, han tenido que garantizar una línea de investigación ambiciosa e innovadora para los próximos tres años.

Los proyectos de investigación están encuadrados dentro de siete grandes campos, como son las Ciencias de la Computación e Informática; la Física y la Astronomía; la Ingeniería; las Ciencias Sociales; la Agricultura y Ciencias Biológicas; la Biología celular, así como la Investigación Clínica.

Excelencia

Durante la presentación del programa en mayo, se insistió en que el único criterio de evaluación será la excelencia científica, que se aplicará en conjunción con la evaluación de estos dos aspectos: el carácter innovador, ambicioso y alcanzable del proyecto de investigación, así como la capacidad intelectual, creatividad y compromiso del investigador principal. El comité asesor tendrá que valorar las solicitudes según los criterios de la trayectoria científica, la capacidad de liderazgo, junto con la calidad del proyecto de investigación.

Los investigadores serán contratados por la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, pero el desarrollo de sus funciones podrá llevarse a cabo en cualquier institución pública de investigación situada en la ciudad de Salamanca.

Mariano Barbacid sobresale por haber efectuado aportaciones a la ciencia de un gran calado, como haber sido capaz de aislar un gen humano mutado capaz de causar cáncer nunca antes aislado: el oncogén humano H-ras (en carcinoma de vejiga). Este hecho supuso un increíble avance para el estudio del cáncer en cuanto a las bases moleculares.

Fotos

Vídeos