La procesión de los candiles, en camino de ser Fiesta de Interés Turístico Regional

Procesión de los candiles en la noche del 7 de septiembre en Miranda del Castañar portando a la Virgen de la Cuesta./Diputación de Salamanca
Procesión de los candiles en la noche del 7 de septiembre en Miranda del Castañar portando a la Virgen de la Cuesta. / Diputación de Salamanca
Miranda del Castañar

El Ayuntamiento inició hace tiempo los trámites para conseguir esta catalogación

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZMiranda del Castañar

Llegan las fiestas patronales de Miranda del Castañar en honor de la Virgen de la Cuesta y una de sus señas de identidad es la procesión de los candiles que se celebra el día de la víspera, el 7 de septiembre, en el que se aúna tradición, folclore, cultura y religiosidad, así como una gran devoción a la patrona de la villa.

La singularidad de esta procesión ha llevado a la Corporación municipal a iniciar, hace ya tiempo, el expediente para conseguir la catalogación de Fiesta de Interés Turístico Regional, un nombramiento que promocionaría aún más si cabe esta procesión que cada año cuenta con la presencia no sólo de los vecinos y veraneantes de Miranda del Castañar, sino de decenas de personas de las localidades vecinas e incluso de la propia capital salmantina que, año tras año, acuden a este evento.

La protagonista, como no podía ser de otra manera, es la Virgen de la Cuesta y un gran números de candiles colocados en las calles que iluminan su recorrido desde la ermita que lleva su nombre y donde permanece todo el año, que está a las afueras del pueblo, hasta la iglesia de Santiago y San Ginés, ubicada en el centro del casco urbano.

No puede faltar en esta procesión la presencia de danzarines y mozas del ramo, dirigidos todos por el ‘bobo de la danza’ o ‘gracioso’, que dedican sus bailes a la patrona acompañados del tamborilero.

Los cánticos, el sonido de la música tradicional, la oscuridad de la noche tan sólo rota por la luz de las velas y de los candiles de aceite, y la gran devoción de los mirandeños hacen único y muy emotivo este momento que este año tendrá lugar el jueves, día 7, a partir de las nueve de la noche y una vez acabada la novena a la Virgen de la Cuesta.

Pero si este momento es emotivo, no lo es menos el ofertorio que los mirandeños dedican a su patrona el día 8, en el que las danzas vuelven a mostrar la riqueza folclórica y etnográfica de este municipio, y en el que danzarines y mozas del ramo dedican sus relaciones a la Virgen que, en muchas de las ocasiones, ponen los pelos de punta a los asistentes. Ambos son dos buenos momentos para visitar Miranda del Castañar.

Fotos

Vídeos