Presentan las guías de respuesta ante inundaciones a una veintena de pueblos

El consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones saludando a uno de los representantes municipales. /ICAL
El consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones saludando a uno de los representantes municipales. / ICAL

El consejero de Fomento y Medio Ambiente señala que «la protección civil hay que prevenirla con tiempo para dar una respuesta adecuada a los ciudadanos»

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

La Junta de Castilla y León, a través del consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, presentó ayer las guías de respuesta ante episodios de inundaciones a los alcaldes y representantes de 18 municipios que más se pueden ver afectados por las avenidas de agua.

Suárez-Quiñones explicó, minutos antes de la reunión con los alcaldes y según recoge la agencia Ical, que las guías derivan de «las inundaciones que afectaron al sur de Zamora y el norte de Salamanca hace dos años», puesto que los alcaldes se quejaron de que «les hubiese gustado conocer las crecidas de sus ríos antes de lo que se les comentó».

Por ello, la Junta trabajó, de manera coordinada con las Confederaciones Hidrográficas, «principalmente la del Duero», para «mejorar los mecanismos de comunicación de la información sobre crecidas de los ríos, que tiene que llegar con más rapidez al Centro de Coordinación de Emergencias de la Agencia de Protección Civil regional para mejorar los tiempos de respuesta».

Así, se modificaron los protocolos de traslado de la información y se realizó un repaso del grado de ejecución de los planes de protección civil municipales, ya que aunque «la responsabilidad de la protección civil es fundamentalmente del Ayuntamiento, hay municipios pequeños que tienen dificultades para confeccionarlo porque no tienen medios técnicos para ver las distintas planas de la inundación», señaló el consejero de Fomento.

Así, según recoge Ical, las guías incluyen «trabajo topográfico y cartográfico» realizado con «datos de la Dirección General del Agua del Ministerio, de las Confederaciones y contratando servicios técnicos» para establecer unos «mapas de situación» de los territorios que, en caso de inundación de las avenidas Q10, Q100 y Q500 (de los 10, 100 y 500 años), digan «a qué zonas afectaría y a qué servicios públicos y privados, como escuelas, residencias de mayores o viviendas».

Con todo ello se pretende «que los municipios sepan y prevengan lo que hay que hacer en tiempo de no problemas para cuando vengan los problemas», mejorando así «entre todos, la respuesta y la prevención ante una situación de inundación». Y es que, como concluyó el consejero, «la protección civil hay que prevenirla con tiempo para dar una respuesta adecuada a los ciudadanos».

Los municipios que cuentan ya con sus guías de respuesta ante episodios de inundaciones son Aldealengua, Almenara, Cabrerizos, Calvarrasa de Abajo, Castraz, Doñinos, Encinas de Abajo, Encinas de Arriba, Galisancho, Huerta, La Maya, Miranda de Azán, Morasverdes, Peromingo, Puebla de Yeltes, Puente del Congosto, Sotoserrano y Villagonzalo de Tormes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos