Pregón y vino para comenzar las fiestas en honor de Santa Ana

Grupo de participantes en el recorrido de bodegas de Madroñal, que tuvo lugar tras el inicio de fiestas con el pregón inaugural.
Grupo de participantes en el recorrido de bodegas de Madroñal, que tuvo lugar tras el inicio de fiestas con el pregón inaugural. / MARJÉS
MADROÑAL

El discurso en verso de Lidia Leal y el recorrido de bodegas abrieron cuatro jornadas de fiesta llenas de diversión y buen ambiente

M. JESÚS GUTIÉRREZ / WORDMADROÑAL

Con fuerza, y mucha participación, empezaron en la tarde de ayer las fiestas patronales de Madroñal en honor de Santa Ana. Unas celebraciones que se iniciaron con la bienvenida de la alcaldesa, Esperanza Gascón, desde el balcón del Ayuntamiento, y con la presentación de la pregonera de este año, Lidia Leal, una joven que convirtió su pregón en una poesía en la que narró su llegada a Madroñal hace cinco años «sin saber nada del lugar, / y aquí me tenéis hoy subida, / para la fiesta comenzar», como ella misma mencionaba.

Con un «‘vente a mi pueblo / que lo pasaremos genial» de su amiga Ana comenzaron sus visitas a Madroñal, donde «aunque adoptada / siento que una parte de mi / siempre tendrá su lugar aquí».

Pero no sólo de su llegada al pueblo habló esta joven, sino que también hizo referencia a un fruto que caracteriza a este lugar. «Cereza del Madroñal / es el fruto del lugar, / que alumbra con su color / y sorprende con su sabor».

Y como no podía ser menos, de las fiestas de Santa Ana también habló, de «verbenas, actuaciones / y todo tipo de actividades, / para grandes, pequeños / y gente de todas las edades». Y entre otros actos, de uno que ayer tenía gran importancia, «y otra cosa / que no nos podemos perder, / es la ruta de bodegas / para beber y conocer».

Y es que una vez acabado su pregón, dio comienzo el recorrido de bodegas, en el que participaron jóvenes y adultos y en el que degustaron, junto a los vinos de pitarra, buenos manjares. Todo ello amenizado por la charanga El Bombazo, de Sotoserrano, que puso la música y la nota diferencial de color, puesto que vestían camiseta de color rojo frente a las de color azul de todos los madroñalejos.

De esta forma arrancaban, con fuerza y alegría, unas fiestas que hoy contarán con la celebración de la trigésimo tercera Feria de la Cereza, que incluirá una cata de Vinos Tiriñuelo, en una jornada que se caracterizará por las actividades para los niños y también por la celebración de una comida solidaria en favor de Pyfano, como ya se hiciera el año pasado con una gran participación de vecinos.

Fotos

Vídeos