La Policía interviene un arma blanca cada dos noches

Vigilancia nocturna policial en el parque de San Francisco. /WORD
Vigilancia nocturna policial en el parque de San Francisco. / WORD

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad recuperaron 172 unidades en 2016 entre puñales, navajas y cuchillos, 13 menos en comparación con 2015

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

El Ministerio del Interior también ha dirigido su lupa estadística a la presencia y al uso de armas blancas en las noches festivas salmantinas. Lo ha hecho facilitando datos e informaciones en el Congreso de los Diputados, atendiendo también a otra pregunta que formuló el parlamentario salmantino del Partido Popular, José Antonio Bermúdez de Castro.

Los datos desglosados por Interior indican que, afortunadamente, la proliferación de cuchillos, puñales y demás armas blancas en las zonas de copas es una tendencia que va en retroceso. Por lo menos, cada año que transcurre arroja un descenso en el número de unidades intervenidas por los agentes de la Policía Local, el Cuerpo Nacional de Policía y la Benemérita.

Las cifras que maneja el Ministerio del Interior en este sentido resultan especialmente elocuentes. 2016 fue el año con menor número de armas blancas intervenidas a lo largo de la última década. En concreto, el año pasado el número de armas blancas recuperadas en las zonas de ocio ascendió, exactamente, a 172. Se trata de una cifra ligeramente inferior a la computada en el año 2015, cuando fueron 185. Además, ambos números oscilan en unos parámetros notablemente alejados de ejercicios precedentes.

La proliferación de estas armas decae ya que en 2009 llegaron a capturarse 361

En su contestación parlamentaria, el Ministerio del Interior llega a remontarse al año 2008, cuando el número de armas capturadas fue mucho mayor, al situarse en 238. En 2009 fueron 361 y en 2010 alcanzaron las 330. La enumeración se completa con los años 2011 (259), 2012 (229 armas blancas), año 2013 (277) y 2014, con 264 incautaciones.

Al margen de las frías estadísticas y de los dígitos, lo cierto es que la seguridad ciudadana, y no solo la que respira en las noches de ocio cada fin de semana en la capital salmantina, ha vuelto a irrumpir en las agendas de los representantes políticos y de las instituciones. Un ejemplo palpable de esta inquietud se escenificó semanas atrás en el seno de la comisión informativa de Policía del Ayuntamiento de Salamanca.

En aquella reunión, los cuatro grupos políticos –Partido Popular, Partido Socialista, Ciudadanos y Ganemos– arrinconaron sus habituales divergencias y diferencias para ponerse de acuerdo en el próximo paso que debe dar el Consistorio en materia de seguridad. Por ello, los cuatro partidos políticos con representación municipal acordaron solicitar una reunión conjunta con el subdelegado del Gobierno, Antonio Andrés Laso, para abortar este palpitante cuestión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos