Podemos recoge las propuestas de mejora de la población salmantina

Pablo Fernández, en su visita de ayer. /LAYA
Pablo Fernández, en su visita de ayer. / LAYA

La sanidad pública, la educación y el despoblamiento encabezan las inquietudes que ha obtenido la formación

REDACCIÓN / WORD

La delegación de Podemos Castilla y León, encabezada por su secretario general, Pablo Fernández, se desplazó ayer hasta Salamanca para presentar la campaña '¿Qué Castilla y León quieres? Las personas, lo primero', que durante dos meses recorrerá medio centenar de municipios de la Comunidad, recabando sugerencias, propuestas y quejas que se volcarán más tarde en el Debate sobre el Estado de la Comunidad.

Además, Pablo Fernández recordó el aniversario del 15M, y siete años después recordaba el anhelo de «otro tipo de políticas». Este responsable afirmó que guiados por el espíritu del 15M «se encuentran en la calle por la ciudadanía salmantina». En relación con las propuestas volcadas, el secretario autonómico definió como «sintomático» que los salmantinos defiendan que AlfonsoFernández Mañueco, actual alcalde Salamanca, «no alcance el cargo de presidente de la Junta de Castilla y León», porque argumentó que la ciudadanía «no quiere que gobierne la Junta una persona que ha intervenido únicamente en las Cortes para hablar de Venezuela y Cataluña», explicó Fernández.

Entre las reivindicaciones recogidas en la jornada en Salamanca, se encuentran la defensa por la «menoscabada» Sanidad Pública, el refuerzo a la Educación Pública y medidas concretas para solventar la tendencia de la despoblación, que en Salamanca ha provocado la pérdida de 2.401 habitantes en el último año. Las predicciones del Instituto Nacional de Estadística, por otra parte, indican que de no revertirse el problema, Salamanca perderá 31.640 vecinos.

En contraposición, Pablo Fernández lanzó un mensaje de «optimismo y esperanza» porque «haciendo política entre todos se propiciará un cambio político en Castilla y León», con el Debate sobre el Estado de la Comunidad como primer hito.

Con estos argumentos, Fernández se mostró seguro de que la próxima primavera será «de cambio» y que culminará en 2019 con un cambio de Gobierno «encabezado y liderado por Podemos».

En cuanto a la posible confluencia que se pueda establecer con otras fuerzas de izquierdas en Salamanca, Pablo Fernández aseguró que es una cuestión que compete al Consejo Ciudadano Municipal, pero reiteró que la línea a seguir es la marcada por los inscritos en Podemos, «que nos han mandado que el nombre de Podemos aparezca en la papeleta».

No obstante, aseguró que «se va a dialogar con todas las fuerzas políticas y trabajar con generosidad para, a partir de la premisa de que el nombre de Podemos esté en las papeletas, fraguar y conformar una candidatura lo más amplia, plural, heterogénea y representativa posible para ganar el Ayuntamiento y ponerlo al servicio de los salmantinos».

En referencia a las últimas encuestas que pronostican un crecimiento de Podemos, Pablo Fernández afirmó que «la mejor encuesta es el trabajo diario», y en él aseguró que percibe que «los castellanos y leoneses se acercan a decirnos que quieren un cambio y que el único que lo encarna es Podemos».

Pablo Fernández, pidió «dejar de hablar de siglas concretas» en el diálogo para establecer una confluencia entre partidos de izquierda de cara a las elecciones autonómicas y locales de 2019. El responsable de Podemos hizo un llamamiento así al resto de fuerzas para «atender a ese clamor de unidad que demanda la ciudadanía» y que aseguró «es muy sencillo», poniendo como ejemplo «ese espacio común que se ha fraguado en el Congreso».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos