El pleno mantiene 13 zonas de asentamiento irregular en Ciudad Rodrigo

Un momento del pleno ordinario celebrado ayer. /S.G.
Un momento del pleno ordinario celebrado ayer. / S.G.
CIUDAD RODRIGO

Dio luz verde, además, a la ocupación forzosa de unos terrenos para la búsqueda de fosas de represaliados

Silvia G. Rojo
SILVIA G. ROJOCIUDAD RODRIGO

El paso no es definitivo pero supone un gran avance para la regulación de numerosas viviendas que, a día de hoy, se encuentran en situación irregular.

En concreto, el pleno municipal, con los votos a favor de PSOE, Ciudadanos, PP y la abstención de IU, aprobó de manera provisional la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para introducir la figura del suelo rústico de asentamiento irregular.

El cauce habitual es el de la exposición pública y la aprobación definitiva, que la tendrá que otorgar la Comisión Territorial de Urbanismo.

De este modo, y tras los informes previos de las administraciones implicadas, se mantienen 13 unidades de actuación aunque, tal y como matizó el edil de Obras y Urbanismo, Joaquín Pellicer, «está abierta la vía para que los propietarios puedan llevarlo a cabo y habrá quien en ningún caso pueda hacerlo».

Inicialmente se plantearon hasta 39 áreas diferentes para dar solución a muchas de esas viviendas que están en situación irregular, algunas de ellas, incluso, con orden de derribo. «Es un problema endémico que se ha propiciado por la inacción de los anteriores equipos de Gobierno y se ha invadido el suelo rústico», insistió Pellicer.

El PP, que votó a favor, porque «es la mejor solución amparada en criterios técnicos», dijo el portavoz Marcos Iglesias, hurgó en la herida al insistir en la postura de IU. «Se desmarca de la solución y es la oposición quien va a intentar que el problema se resuelva. ¡Esto es el mundo al revés!».

Domingo Benito, como portavoz de IU, se remitió a lo dicho en ocasiones anteriores, «el documento es el mismo y mantenemos nuestra postura» pues su teoría es que «no se puede tratar a todo el mundo por igual, hay situaciones que deben ser distintas», refiriéndose por ejemplo, a viviendas con órdenes de derribo en firme.

Más Urbanismo

Por unanimidad de los grupos se decidió dar el visto bueno a la recalificación de terreno urbano en Águeda, que a partir de ahora pasará a ser rústico con protección agropecuaria-regadío, pues la entidad local argumenta que no hay previsión de un desarrollo urbanístico.

Pero el pleno todavía incluyó una cuestión más que de manera directa tiene que ver con el urbanismo y con la situación en la que se encuentran algunos de los velatorios y tanatorios de la localidad.

El punto de partida está en la sentencia contraria al crematorio del camino del cementerio. El propietario del mismo, la empresa Fabián Martín S. L. ha solicitado el inicio del procedimiento de oficio de diversas resoluciones de la alcaldía que afectan a otras instalaciones funerarias. La cuestión está en que el PGOU no contempla el uso funerario y muchos de esos velatorios o tanatorios se asimilaron al uso sanitario. Precisamente, hay un informe sobre la mesa para modificar ese plan e incluir todos esos usos que habrá que ver si sale adelante.

Marcos Iglesias manifestó que «no se tenía que haber llegado al inicio del expediente de nulidad, se ha dejado pasar el tiempo». En su opinión «primero se tenía que haber reformado el Plan General y luego la revisión». Su formación votó en contra.

En esta ocasión intervino el alcalde, Juan Tomás Muñoz, para precisar que este paso «no supone la aceptación de la revisión».

Fosas

Por último, otro de los temas de mayor interés de este pleno de 10 puntos, tenía que ver con la petición de la Asociación Memoria y Justicia para proceder a la excavación de terreno en Pedrotoro, en una zona en la que existen indicios de que podrían asentarse fosas de represaliados. Los propietarios de esos terrenos han remitido una carta, después de varios meses de negociaciones, en la que niegan el acceso a la finca, según explicó Domingo Benito por lo que el Ayuntamiento asume la «ocupación forzosa». «Es el último paso al que se ve obligado a acudir el Ayuntamiento, la última salida para cumplir con lo mínimo, los derechos de la gente». El equipo de gobierno votó a favor y la oposición se abstuvo pues según Marcos Iglesias «puede haber salida por la mediación todavía».

En el orden del día se incluyó, además, la aprobación inicial de la ordenanza de la administración electrónica y se dejó fuera una moción popular sobre la EBAU por llegar fuera de plazo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos