La Plataforma por la Sanidad Pública crea un buzón de quejas de los pacientes

Manifestación en favor de la sanidad pública celebrada el pasado mes de enero. /WORD
Manifestación en favor de la sanidad pública celebrada el pasado mes de enero. / WORD

No descarta convocar una nueva Marea Blanca si la situación sanitaria local no mejora

DANIEL BAJO / WORDSALAMANCA

La Plataforma de Salamanca para la Defensa de la Sanidad Pública repasó ayer la situación sanitaria de la capital y la provincia y desveló dos nuevas medidas de presión hacia las administraciones públicas para que resuelvan los muchos problemas que aquejan a los servicios sanitarios locales.

Los portavoces de la Plataforma, Diego Cuesta y Regina Moreiro, anunciaron que todas las asociaciones sanitarias de la región se manifestarán el 20 de enero en Valladolid bajo el lema ‘Nos duele la sanidad pública’. Tampoco descartaron movilizaciones en Salamanca «ni una nueva Marea Blanca». Desde la Plataforma salmantina se dan de plazo hasta el 20 de enero para decidir. Dependerá de cómo funcione la campaña de vacunación, de si hay un colapso en pediatría como sucedió hace un par de años... «Analizarán» cómo van las cosas en la ciudad antes de tomar una decisión definitiva, pero la posibilidad está encima de la mesa.

La segunda iniciativa busca la colaboración de los salmantinos. La plataforma ha habilitado un correo electrónico (’plataformasanidadsa@gmail.com’) y un número de ‘whatsapp’ (640 533 659) para que los vecinos les envíen sus quejas de forma anónima. La Plataforma las recopilará, las filtrará y las hará llegar a quien corresponda. «No se trata de crear alarmas», explicó Moreiro, sino de «ayudar a resolver los problemas diarios» porque «mucha gente no presenta quejas de forma oficial por desconocimiento, miedo o ignorancia». Cualquier paciente que quiera protestar por esperas prolongadas, aparatos estropeados, material deteriorado, goteras... puede enviarles un texto o una foto. Es «una alternativa» oficiosa al servicio de quejas del paciente.

Problemas

Si nos atenemos al panorama que dibujaron ayer los portavoces de la Plataforma, recibirán docenas de mensajes todos los días. Denunciaron listas de espera quirúrgica «inaceptables», atención especializada «maquillada», externalizaciones «que no solucionan nada», la «solemne ma-jadería» de que el nuevo hospital lo arreglará todo, la «desidia» con el Clínico, los «colapsos» en urgencias, el abandono de la sanidad rural...

Por partes. La atención especializada peca de lentitud. Según Diego Cuesta, en algunos casos hay que aguardar «hasta 18 meses para la primera consulta con el especialista. Hay gente que ya tiene cita para mayo de 2019».

La situación se agrava con el «maquillaje» que le aplica la consejería de Sanidad para rebajar el número oficial de pacientes. «Todos los citados» para una consulta de atención especializada, explican, salen de las listas de espera oficiales aunque falte un año o un año y medio para ver al médico. La Plataforma, por el contrario, «entiende que cualquiera que espere» tiene que estar incluido en las estadísticas oficiales «tenga fecha con el especialista o no».

Los salmantinos pueden enviarles sus protestas vía ‘whatsapp’ al teléfono 640 533 659

Las listas de espera quirúrgica van por el mismo camino. El tiempo medio de espera llega a 129 días. «Éste es el tiempo medio desde que el médico dice que hay que intervenir y hasta la operación», pero no se incluyen los meses desde la consulta con el especialista ni las pruebas complementarias. Según Cuesta, una intervención de varices puede tardar hasta 22 meses desde que el médico de cabecera deriva al paciente y hasta que finalmente entra por la puerta del quirófano.

La situación apenas ha mejora pese a que Sanidad ha destinado casi 1,9 millones de euros a externalizar intervenciones quirúrgicas en clínicas privadas. «Ésa no es la solución. ¿Qué no se podría hacer con 1,9 millones de euros?» se preguntaba Diego Cuesta. La respuesta: «Optimizar». «Si tenemos el mismo personal, la misma forma de trabajar, el mismo material, la misma falta de profesionales... si no se optimiza, todo seguirá igual» y las listas de espera jamás menguarán. Decir que el nuevo hospital será la panacea «es una solemne majadería» si antes no cambia la forma de trabajar y se cubren las «300 plazas» perdidas.

Y mientras llega la mudanza al nuevo centro «la desidia» se apodera del viejo. «Al menos dos ascensores no han pasado la inspección técnica» pero se siguen usando y hay zonas «que se caen a trozos» sin que nadie haga nada por remediarlo. Uno de los elevadores está en la zona de cocinas y el segundo cerca de la recepción. Éste es usado a diario por pacientes y profesionales.

Atención primaria

Diego Cuesta y Regina Moreiro también critican que la situación de la atención primaria «no es mucho mejor». «Es la cenicienta y no se le presta atención», añaden. Afirman que hay bajas de médicos sin cubrir y faltan contrataciones. Sin suficientes doctores, los pacientes se ven abocados a esperar uno o dos días para ser atendidos o bien acudir a urgencias. La Plataforma opina que esta carencia de profesionales «colabora a que se colapsen los servicios de urgencias». Si un paciente no puede ser atendido en su centro de salud acude a emergencias «y eso pasa todos los días en los centros urbanos, periurbanos y rurales». En estos últimos, además, con el agravante de que un solo médico tiene que cubrir varias localidades. Es más fácil que el pacientes vaya a la consulta «y se la encuentre cerrada».

La Plataforma cree que Sacyl debería reforzar las plantillas médicas y contratar nuevos especialistas. «Dicen que no han contratado porque no hay médicos», lo cual es una «majadería». Según Costa, la administración «o bien busca que no haya profesionales o bien son unos inútiles» porque «son los encargados de formarlos, saben cuántos se jubilan cada años y cuántas plazas restan por cubrir». Y en el horizonte, la sospecha de que esta actitud anticipe supresiones de plazas.

Fotos

Vídeos