Pistoletazo de salida a las Jornadas de la Matanza con el pregón del mago Montty

Faustino Prieto, en el centro, recibió un homenaje en la noche de ayer en Guijuelo./Antoraz
Faustino Prieto, en el centro, recibió un homenaje en la noche de ayer en Guijuelo. / Antoraz
GUIJUELO

Durante el acto también se realizó un homenaje al ganadero e industrial chacinero Faustino Prieto

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZ / WORDGuijuelo

Pistoletazo de salida de las XXXIIIJornadas de la Matanza Típica de Guijuelo en la noche de ayer con el pregón de Francisco de Paula Montosa Mateo, o como es más conocido, el Mago Montty, que se metió al público en el bolsillo durante su intervención que concluyó con un par de juegos de magia acompañado de su hijo Jesús, con un mensaje dedicado a Guijuelo.

Pero antes, durante su discurso y tras presentarse a todos los asistentes, el Mago Montty quiso recordar que «hablar de Guijuelo es fácil, ya que tiene una de las joyas gastronómicas más importantes de este país, el jamón», además de señalar que «Guijuelo sabe a jamón» pero «hablar de la matanza es recordar aquellos sabores, olores y juegos que conseguís devolver a nuestra mente con este ritual».

Un ritual que comenzó a contar a su hijo Jesús Montosa Montty JR. a través de la «matanza de mi pueblo», de la que se obtenía «lo primero, la reunión familiar alrededor del cebón; lo segundo, la participación de todos; y lo tercero, llenar la despensa para los cortos y ásperos días del largo invierno».

Este ritual familiar, señaló, en Guijuelo se ha convertido en «una industria floreciente gracias a su clima y las manos artesanas de sus vecinos e industriales».

Por último, Montty quiso acabar con una reflexión entorno al colesterol alto para señalar que «no se culpe al cerdo porque es la mejor medicina que existe», pues nuestros abuelos era de lo único que se alimentaban y «estaban más sanos que una rosa».

Homenaje

Pero la noche contó con otras intervenciones, como la de Jesús Merino y la del alcalde, Julián Ramos, quien recordó los inicios de las Jornadas de la Matanza Típica, que este año cumplen ya su trigésimo tercera edición, y que las han convertido en «un momento entrañable, un momento de reunión», al que este año se suma el homenaje a Faustino Prieto, «una persona que aún no siendo de Guijuelo, ha hecho grande esta fiesta y ha hecho mucho por el sector», señaló el primer edil.

Un ganadero e industrial chacinero para quien también tuvo palabras Santos Carrasco, que habló del germen que sembró Guijuelo en la provincia con la matanza, donde han comenzado a proliferar estas jornadas de matanza, también incluso en Castilla y León; y reconoció el trabajo que Faustino Prieto ha realizado en estas jornadas, en las que ambos han sido compañeros durante muchos años.

Prieto agradeció el homenaje recibido, y a pesar de ser un «hombre de pocas palabras», recordó que él siempre acompañará en las jornadas de la matanza «mientras tenga salud y pueda». Tras estas palabras se le entregó un cuadro y una fotografía.

Durante todo el acto se contó, además, con la actuación del grupo folclórico local El Torreón, que amenizó la noche con sus bailes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos