Pinturas en el salón de plenos y águilas en el centro de la ciudad

Pintura del salón de plenos, con la imagen de Franco a la derecha./Laya
Pintura del salón de plenos, con la imagen de Franco a la derecha. / Laya

La Ley de la Memoria Histórica ha permitido acometer tareas como retirar la efigie de Franco de la Plaza Mayor

DANIEL BAJO / WORDSalamanca

Hace 10 años aún había un medallón de Franco en la Plaza Mayor, calles con nombres vinculados con el antiguo régimen y un pueblo llamado Águeda del Caudillo. Los fusilados en el cementerio no tenían una triste placa que los recordase y Casto Prieto Carrasco sólo figuraba en los libros de historia como el alcalde de Salamanca durante los últimos días de la II República. Y por supuesto, los restos de los fusilados aguardaban en las cunetas a que alguien los encontrase.

Una década más tarde han cambiado muchas cosas. El medallón cría polvo en un almacén municipal, Águeda ya es sólo Águeda y todos los veranos se rinde un homenaje a Prieto Carrasco. Y los fusilados en el cementerio ya tienen una placa en su recuerdo, descubierta en un sentido acto en el que participaron los cuatro grupos políticos del Ayuntamiento y en el que el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, dirigió unas palabras a los asistentes. También se han retirado escudos franquistas en la casa de la Juventud de Garrido y en el paseo de Comuneros.

Caza de águilas

Pero aún queda trabajo por hacer. Domingo Benito señala que «quedan aún muchos resquicios y elementos franquistas en toda España». Después de todo, 40 años de dictadura dan para tallar muchas águilas y dedicar muchas calles. Benito señala que en Salamanca se ha retirado «una parte importante del callejero franquista» y destaca el caso del medallón, que tanto dio de sí.

Sin embargo «está pendiente» la pintura del salón de plenos, en la que destaca una imagen de Franco idéntica a la que adornaba las antiguas pesetas ‘rubias’. La Asociación Memoria y Justicia siempre ha dicho de ella que es indigno que ocupe un lugar en el salón de plenos.

En el centro de la ciudad hay unos cuantos edificios con águilas de San Juan, el antiguo símbolo heráldico del que se apropió la dictadura franquista junto con el yugo y las flechas de los Reyes Católicos y que resulta prácticamente indisociable de aquélla

Hay un par de estas águilas en las torres del antiguo Banco de España en Salamanca, ubicado en la plaza de Los Bandos. El inmueble pertenece al Ministerio de Economía y en el futuro acogerá el centro internacional del español de la Universidad de Salamanca y el centro de estudios ya apuntó el año pasado que eliminará los escudos cuando comiencen las obras. De hecho, el año pasado ya suprimió dos símbolos de la dictadura de la Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales.

Idéntica decoración adorna la fachada de algunos edificios oficiales de la Gran Vía, como Correos. o la Audiencia Provincial de Salamanca, y de algunos inmuebles en la céntrica calle Toro, amén de una estatua de la victoria en el barrio de San Bernardo. 40 años de dictadura no se borran de un plumazo, pero por algo se empieza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos