275 personas reciben formación para manejar los desfibriladores ubicados en locales municipales

Imagen de un desfibrilador instalado en un centro comercial.
Imagen de un desfibrilador instalado en un centro comercial. / WORD

El Ayuntamiento, que está acreditado como centro formador, dispone en 36 aparatos en sus dependencias y tiene previsto ampliarlos

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El Ayuntamiento de Salamanca cuenta con 275 personas formadas para manejar los 40 desfibriladores semiautomáticos (D.E.S.A.) instalados en dependencias municipales, de los que 36 se sitúan en dependencias municipales y cuatro son móviles, estando ubicados en los vehículos de la Policía municipal.

Un alto porcentaje de vidas se salvarían si recibieran de forma inmediata esta asistencia por quienes les rodean mientras esperan la llegada de los servicios de emergencia, según los expertos.

Los desfibriladores externos semiautomáticos son unos dispositivos que permiten identificar sin errores las arritmias potencialmente graves que requieren administrar descargas eléctricas.

Estos aparatos, por sus características, pueden ser utilizados por personal no sanitario adecuadamente formado para su uso en cualquier lugar, permitiendo una primera actuación que, por su inmediatez, puede mejorar las posibilidades de supervivencia de las personas afectadas por estas patologías.

Esta formación, de carácter obligatorio, está recogida en el Decreto 9/2008 de 31 de enero que regula el uso de los desfibriladores externos semiautomáticos por personal no sanitario, de aplicación en el ámbito de la Comunidad de Castilla y León.

Cuando se produce una parada cardiaca fuera de un centro sanitario, la intervención inmediata de personas no sanitarias, pero formadas en la práctica de maniobras de resucitación cardiopulmonar (RCP) y en la aplicación de desfibrilación precoz, constituye un eslabón fundamental para mantener la «cadena de supervivencia» de quienes sufren la parada cardiaca.

Por ello, el Ayuntamiento de Salamanca dispone de una amplia red de desfibriladores semiautomáticos ubicados en bibliotecas, instalaciones deportivas, centros de mayores, de acción social, de jóvenes, de asociaciones, de consumo además de diversas dependencias municipales como, entre otras, las de los bomberos y la policía local, a los que se irán añadiendo otros estando previsto su instalación el CAEM o en el Teatro Liceo.

Destacar que el Consistorio está acreditado como entidad formadora, siendo de las pocas administraciones acreditadas para ello. Actualmente existen 275 empleados municipales formados su utilización.

La formación tiene una duración de ocho horas y su certificación tiene una validez de dos años siendo imprescindible superar el curso de reciclaje antes de que transcurran los dos años desde su expedición.

Fotos

Vídeos