El 8% de los pensionistas cobran menos de 150 euros y el 43% no llegan a los 700

Varias personas mayores charlan distendidamente mientras pasean por la Plaza Mayor/Laya
Varias personas mayores charlan distendidamente mientras pasean por la Plaza Mayor / Laya

UGTpromueve una campaña en defensa de un sistema de pensiones «público y sostenible» y considera que la subida del 0,25% fijada por el Gobierno es «ridícula»

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESalamanca

Un lazo de color marrón se ha convertido en el peculiar símbolo de la nueva campaña de UGTen defensa de las pensiones.El sindicato apuesta por un sistema de pensiones «público y sostenible», con el fin de evitar que «el negocio que pretenden unos pocos» se vaya a convertir en «la ruina de muchos». La tabla reivindicativa de la nueva campaña fue presentada ayer por el secretario provincial de UGT, José Luis Hernández Rivas, y el secretario de la Unión dePensionistas y Jubilados de esta central sindical enSalamanca, Luciano Ramos.

Los datos que aportó el sindicato ponen de relieve que, si bien la cuantía media de los pensionistas salmantinos se sitúa actualmente en los 847 euros mensuales, el 43%de los mismos perciben una cuantía mensual por su jubilación que no sobrepasa los 700 euros.El 62% no llegan a los 1.100 euros mensuales y, por increíble que pueda parecer, hay un 8% que ni siquiera supera los 150 euros mensuales. Para colmo, la subida prevista por elGobierno consiste en únicamente 1,75 euros más por mes. Se trata de un aumento del 0,25% que, en opinión de UGT, resulta «ridículo».

La campaña auspiciada por el sindicato incide en la idea de derogar el índice de revalorización de las pensiones por considerar que se trata de «una congelación encubierta» y que supone «una recorte general del nivel de vida de los pensionistas». También resulta fundamental para UGT eliminar el factor de sostenibilidad, por estimar que ha sido pensado para impedir el aumento del gasto frente al lógico y previsible aumento de las personas con derecho a pensión.El sindicato señala que la relación media entre la pensión y el último salario –la tasa de sustitución– caerá desde cerca del 80% a menos del 50%, con el consiguiente empobrecimiento de los pensionistas. De esta forma, 15 millones de pensionistas acabarán recibiendo la misma porción de la renta nacional que los nueve millones actuales.

El elenco de reivindicaciones de la Unión General de Trabajadores contempla la superación del desequilibrio económico y financiero actual de laSeguridad Social, junto con la revisión de las medidas que fueron adoptadas en relación a las pensiones en el año 2013, que se encontraban fuera delPacto de Toledo y de todo diálogo social.

Cambiar la regulación y el funcionamiento del mercado laboral, renunciar a las políticas de austeridad, cancelar las políticas de devaluación salarial y reformar y ampliar la protección por desempleo conforman otra batería de propuestas de UGT. El sindicato aspira también a eliminar las subvenciones con cargo a la Seguridad Social, liberalizar a las cotizaciones de los gasto de administración, así como levantar los topes vigentes en materia de cotización.

UGT también señaló que «habrá que leer la letra pequeña» de la idea lanzada días atrás por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, que plantea reformar el cálculo de las pensiones de modo que los españoles puedan elegir sus 25 mejores años de cotización para que puedan cobrar más cuando les toque afrontar la decisiva hora de su jubilación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos