La oposición recuerda al Consistorio su promesa de reordenar las líneas de bus

Un autobús de la línea 12, en la glorieta de la UDS. / MANUEL LAYA

El equipo de Gobierno se comprometió hace ya un año a revisar los recorridos pero por el momento «no hay nada de nada»

D. BAJO / WORDSALAMANCA

El Ayuntamiento de Salamanca se comprometió hace un año (en el pleno municipal del mes de julio) a reorganizar las líneas de autobús urbano antes de que acabase 2016. Hace tres meses, en abril, el PSOE denunció el incumplimiento de aquella propuesta y ayer fue la oposición en pleno la que recordó el compromiso del equipo de Gobierno para acometer esta cuestión.

El concejal socialista Arturo Santos ha sido siempre uno de los ediles más reivindicativos al respecto. Ayer afirmó que no han vuelto a saber «nada de nada» sobre una posible reordenación de las líneas de autobús. Según Santos, el PSOE ha planteado sus ideas en las comisiones municipales correspondientes, en el pleno municipal y ante la prensa, pero el equipo de Gobierno «no se da por enterado, ni el concejal ni el alcalde».

En esta línea, afirma que «no nos han convocado a ninguna reunión para tocar este tema ni ninguno parecido. El pacto por la seguridad vial, que podría también está completamente parado». La reorganización «no es algo que se solucione en un día, pero al menos hay que empezar a hablarlo, y el PSOE podría hacer una propuesta clara de reordenación».

Variaciones socialistas

Santos recuerda que el Grupo Municipal Socialista fue el que pidió que se creara un grupo de trabajo específico para debatir sobre los autobuses urbanos. Dicha idea surgió a raíz de la modificación de la línea 12 que discurre entre el Barrio Blanco y el polígono de El Montalvo y que alargó su recorrido hasta el camino de La Aldehuela. La idea del PSOE era retocar la línea 8 y dejar tranquila la 12, pero el equipo de Gobierno «se empeñó» en modificar esta última «quitando paradas en El Rollo y haciendo que llegue al Montalvo 15 minutos más tarde. Es el patito feo de las líneas de autobús». Santos añade que, además, es el recorrido que menos viajeros ha ganado (un 3%, calcula) frente a otras que han mejorado incluso un 12%.

El Ayuntamiento afirmó que reorganizaría las líneas de autobús antes de que acabase 2016

La propuesta del PSOE en materia de autobuses incluiría también alargar 400 metros el recorrido de la línea 5 para que llegue hasta la puerta del centro de salud de Chamberí y reforzar el servicio hacia el Zurguen de la línea 9 en las horas punta. Arturo Santos explica que dicha línea se detiene en la avenida Reyes de España y recoge a tantos padres y niños que salen del colegio vecino que los autobuses van «saturados» y «en muchas ocasiones la gente se queda en la parada y tiene que esperar otros 15 minutos hasta que pasa el siguiente». El recorrido de la línea 12, el refuerzo de la 9 y la prolongación de la 5 son, según el PSOE, las tres principales cuestiones que hay que tratar.

Mociones perdidas

Los otros dos grupos municipales de la oposición mantienen una postura igual de crítica con el equipo de Gobierno.

El concejal de Ganemos Gabriel Risco cree que es «una muestra más de que el alcalde no está en el Gobierno municipal. Asume compromisos que olvida». Risco afirma que la problemática de las líneas de autobús «es algo crucial y que afecta a vida diaria de la gente. Hay demandas de asociaciones y barrios. Es necesario repensar el trazado de los autobuses y hay que introducir planteamientos para mejorar la movilidad y la rapidez del servicio. Es ineludible estudiar de forma urgente la situación de las líneas de autobús» y hacerlo, además, al margen de los costes. «El estudio debe ser para mejorar el servicio. Después se revisarán otras cuestiones».

Finalmente, Risco advierte de que la reforma de las líneas del autobús urbano será «una cuestión aún más prioritaria para Ganemos» en el futuro.

Desde Ciudadanos, su portavoz Alejandro González teme que el grupo de trabajo no llegue a crearse nunca. Respecto al Ayuntamiento «hay poco que decir, salvo que otra vez no cumplen su palabra». La tónica municipal «es prometer y no ejecutar».

Según González «toda la oposición» ha presentado ideas para retocar y mejorar el servicio del autobús, «para que llegue a más gente y con menos coste» pero esas idees «han caído en saco roto».

El equipo de Gobierno «ha estado muy acostumbrado 22 años de mayoría absoluta y ahora sólo es capaz de decir que sí» para después abandonar sus promesas «en el rincón de las mociones perdidas». Gozález recuerda que su grupo propuso revisar eltonaleje máximo permitido de los camiones que circulan por el centro histórico «y aún estamos esperando una respuesta, igual que con los caminos escolares»

Fotos

Vídeos