Las operaciones comerciales marcan el éxito de la última edición de Salamaq

Visitantes de Salamaq en la nave de ovino y caprino, con una gran afluencia durante los cinco días.
Visitantes de Salamaq en la nave de ovino y caprino, con una gran afluencia durante los cinco días. / ANTORAZ

Más de 115.000 personas visitan la feria más importante del sector en España y el Sur de Europa

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

Salamaq cierra una nueva edición en la que una vez más ha cumplido con las expectativas del sector primario, tanto de Salamanca como de otras provincias. En un año especialmente complicado para los agricultores y ganaderos por la sequía, al menos han podido cerrar operaciones comerciales en algunos casos, o establecer contactos de cara al futuro.

Porque más allá de convertirse en un escaparate para mostrar su labor, esta feria va más allá y apuesta por la innovación y el intercambio comercial. Para el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, la edición de 2017 ha sido en términos generales «un balance positivo», y un éxito para todo el campo salmantino, que en este caso se comparte con el resto de España y otros países cercanos.

Para el responsable de la institución provincial, Salamaq es una feria de «excelencia», por sus profesionales y por la apuesta en la innovación. Además, se mostraba satisfecho por el objetivo cumplido, en especial, por la buena acogida de profesionales, «con una calidad demostrada de ganadería y maquinaría», y donde Javier Iglesias quiso destacar las operaciones comerciales cerradas.

Asimismo, resalta la importante afluencia de público general, de aquellos que no están relacionados con el campo, y las cifras de visitantes son similares al año pasado, con una ligera subida, de más de 115.000 personas, de las cuales, en torno a 40.000 han sido profesionales de este sector.

Javier Iglesias precisaba en el balance que Salamaq es una feria viva, «más viva de lo que sucede en otros lugares de España, porque tiene fuerza y sigue el camino de posibilidades». Este responsable presume de un encuentro de los más importantes en España y el sur de Europa, y en este sentido, agradecía la confianza de los profesionales, «sin ellos sería imposible llegar a las cotas de éxito alcanzados».

Por otra parte, en esta edición han notado un incremento de profesionales de fuera de la provincia de Salamanca, y cada vez más de Portugal y de Francia,«más que el año pasado y que confían en esta feria y ya lo hacían tradicionalmente», argumentaba Iglesias.

En cuanto a la calidad de los concursos de la 29 Exposición Internacional de ganado puro, el presidente de la Diputación reconocía que los ganaderos estaban satisfechos, así como de las nuevas instalaciones del recinto ferial, adaptadas para el mercado de los lunes, y con una mirada a las obras de mejora del futuro, que se dotarán de 400.000 euros, y que comenzarán durante las primeras semanas de otoño.

El compromiso de la institución es apostar por sus instalaciones dedicadas a la ganadería, «de acuerdo con la calidad del ganado para engrandecer esta feria, la más importante del sur de Europa», subrayaba Iglesias.

Otro aspecto que puntualizó en el balance fue sobre el espacio de maquinaria, con 22.000 metros cuadrados llenos en su totalidad, y profesionales que han trasladado a la Diputación el cierre de muchas operaciones a lo largo de los cinco días que ha permanecido abierta la fiera al público, «a pesar de ser un año complicado por la situación de extrema sequía y pésima cosecha en muchos casos, sobre todo de cereal», pero se siente optimista al comprobar los intereses comerciales que ha habido, «el jueves y viernes especialmente».

Reuniones bilaterales

Del encuentro agropecuario, ocho importadores europeos han duplicado los contactos directos en las jornadas de trabajo, con hasta 170 reuniones bilaterales entre importadores y más de 30 productores del sector agroalimentario, donde también se han producido visitas a sus fábricas e instalaciones locales, que según Javier Iglesias, desde la Diputación, se realizará un seguimiento para ver los resultados obtenidos ya que han mostrado su interés por importar productos ibéricos, cárnicos, legumbres, vino, obleas, queso, aceite y un largo etcétera.

De la feria también se sentía orgulloso de la apuesta por la innovación, con la jornada de profesionales y el espacio de la Universidad de Salamanca, con medio centenar de actividades formativas de innovación para el campo, «como una de las sendas que continuaremos».

Entre las novedades de esta edición también señaló la rehabilitación del pabellón circular I para el desarrollo de actividades paralelas y showcooking, que han contado con gran aceptación por parte del público, «agotando las plazas disponibles en las diferentes convocatorias».

Por último, avanzó que ya se ponen manos a la obra para que Salamaq 2018 sea todo un éxito, «para estar siempre al lado de los ganaderos y agricultores así como del mundo agrario en general, y compartirlo con el resto de España y otros países que acudan.

Fotos

Vídeos