Nacer antes de tiempo

La suelta de globos a las puertas del Clínico. /MANUEL LAYA
La suelta de globos a las puertas del Clínico. / MANUEL LAYA

En el último año ha descendido el número de ingresos en la unidad de Neonatología del Complejo Asistencial al bajar los nacimientos

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

Nacer antes de tiempo (por debajo de la semana 37 de gestación) supone enfrentarse a una situación que ningún padre espera, en especial, para los que se denominan ‘grandes prematuros’, que permanecen durante meses en la unidad de Neonatología del Complejo Asistencial de Salamanca.

La parte médica está más que cubierta con el equipo de especialistas que trabajan en esa planta del Clínico Universitario, pero el apoyo emocional a los padres es tarea desde hace dos años de la Asociación de Familias de Niños Prematuros y Asimilados de Castilla y León (Premya), que surgió de un grupo de madres que habían pasado antes por esa experiencia.

Desde su puesta en marcha, en el año 2015, comenzaron a celebrar en Salamanca el Día Mundial del Prematuro, cada 17 de noviembre, y ya llevan tres ediciones. Ayer fue su día, el momento de recordar a todos los niños que han pasado por Neonatología, tanto prematuros como los que se denomina asimilados, que son aquellos que nacen a término pero necesitan cuidados especiales en esa unidad por diversos motivos.

La presidenta de Premya, Naiara López, recordaba ayer durante la suelta de globos a las puertas del Clínico Universitario que es un día «para la concienciación y la sensiblización» en el que quisieron recordar a los niños que viven y «y a los que se quedaron en el camino».

Desde su creación, esta asociación ha dado importantes pasos en apoyo a los padres de la unidad, en su comodidad. «En el último año hemos trabajado más fuera que dentro del hospital», puntualiza, pero está también dentro de los objetivos de Premya. Entre las iniciativas, van a colaborar en estudios de investigación en la Universidad Complutense de Madrid y en la FundaciónNeNe.

Otro de sus próximos objetivos es crear un grupo de trabajo para el apoyo de Neonatología donde estén presentes como asociación, junto a los pediatras, las enfermeras y la gerencia. Premya quiere tener mayor presencia en la unidad y para ello confía en poder establecer un protocolo para cubrir la parte emocional de las familias de prematuros y asimilados.

Antes del nacimiento

«De vez en cuando nos pasamos por la unidad para hablar con los padres y contar nuestras experiencias, para darles ánimo», relata Naiara López, y su idea es hacerlo todavía más a menudo. Otro de los retos que se plantean en el Día Mundial del Prematuro es que ese apoyo se amplíe a los padres incluso antes de que nazcan sus hijos desde el momento que ya saben que lo harán de forma prematura. Asimismo, llegar a las madres que están ingresadas por alto riesgo, donde también puedan recibir ese apoyo de Premya. «Emocionalmente hace falta que te digan que todo irá bien», asegura la presidenta de la asociación.

Cabe destacar que este año se ha producido un descenso del número de ingresos en la unidad de Neonatología, pasando de una media de 400 anuales a unos 307 que llevan hasta ahora (a un mes de cerrar el año). Uno de los motivos es que se producen menos nacimientos en el Complejo Asistencial de Salamanca, y por lo tanto, también los casos de niños prematuros y asimilados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos