Morille ofrece durante el fin de semana los dulces de 8 conventos de clausura

Presentación de la Feria de los Dulces en la Diputación./M. A. J.
Presentación de la Feria de los Dulces en la Diputación. / M. A. J.
MORILLE

El municipio celebra la séptima edición de una feria que se ha consolidado y cuenta este año con nuevas propuestas

MARÍA JESÚS GUTIÉREZ /WORDMorille

Morille acerca durante este fin de semana a todos los interesados y en único escenario, el CEVMO, los dulces de los conventos de clausura de las Diócesis de Salamanca, Ciudad Rodrigo, Zamora y Plasencia, de forma que no tengan que recorrerse estas tres provincias para conocer y degustar las delicias elaboradas por las Madres Dominicas (Convento de las Dueñas) de Salamanca, las Madres Clarisas de Cantalapiedra, las Madres Carmelitas Descalzas de Peñaranda de Bracamonte, las Madres Benedictinas de Alba de Tormes, las Madres Franciscanas del Convento del Zarzoso de El Cabaco, las Madres Agustinas del Convento de la Pasión de San Felices de los Gallegos, las Madres Dominicas Dueñas del Convento de Santa María La Real de Zamora y las Madres Jerónimas del Monasterio de Nuestra Señora de la Luz de Garrovillas (Cáceres).

Estos ocho conventos son los que participan, como en las dos últimas ediciones, en la VII Feria de los Dulces de las Monjas de Morille, un certamen que se ha consolidado y ha sido todo un éxito en las seis ediciones anteriores y que ayer fue presentado por el alcalde de Morille y diputado, Manuel Ambrosio Sánchez, en La Salina, en un acto en el que estuvo acompañado por el diputado de Agricultura, Román Hernández, y la artista Ana Belén Alcalde Expectación, que ha sido la encargada de crear la estatuilla que se entregará en los Galardones al Caminante, como ya informara este periódico a lo largo de esta semana.

Román Hernández fue el primero en tomar la palabra para recordar que este tipo de ferias ayudan a mantener los «pueblos vivos, dinámicos y activos», algo que resulta de gran dificultad para los ayuntamientos pequeños, por lo que la Diputación siempre estará a su lado para la realización de este tipo de actividades.

Por su parte, el alcalde de Morille quiso hacer hincapié en la importancia de esta feria no sólo para promocionar el municipio sino por la labor solidaria que hace ayudando a los conventos de clausura femeninos a vender sus dulces, unos «productos de calidad con muy buena relación calidad-precio».

Asimismo, indicó que la séptima Feria de los Dulces mantiene el esquema de años anteriores y apuesta por los mismos conventos de los dos últimos años, pues se ha demostrado que «la proximidad funciona y es lo que tiene éxito», por lo que han descartado contar con productos de comunidades más lejanas.

Por otro lado destacó la labor de las más de 30 mujeres de Morille que, bajo la dirección de María José Gil, son las encargadas no sólo de organizar la feria sino también de vender y promocionar los dulces de las monjas, convirtiéndose en sus embajadoras y en unas grandes expertas de esta repostería.

Por último quiso recordar que la venta y degustación de estos productos estarán arropados por otro tipo de actividades como una exposición de álbumes de cromos, la elaboración de obleas artesanas y visitas guiadas por el pueblo, junto a dos eventos de gran importancia como son la inauguración, mañana a las 11:00 horas junto a la feria, de la exposición ‘En busca de la luz’ de Paulo Patoleia, compuesta por 60 fotografías de gran tamaño sobre el tramo salmantino del Camino de Santiago-Vía de la Plata del Sur, desde Puerto de Béjar a más allá de Calzada de Valdunciel. Exposición producida por el Cevmo y financiada por la Junta de Castilla y León que, tras las fechas navideñas, pasará a formar parte del fondo documental de la Junta y de su proyecto ‘A la carta’, pudiendo disponer de ella cualquier ayuntamiento que lo solicite.

El segundo gran evento será la entrega de Premios al Caminante, en la tarde del sábado, a las 19:00 horas, que recaerán en Vicente Sánchez Pablos (in memoriam) y Arturo Cabo Carrasco, como ya ha informado este diario. A los que se entregará una escultura realizada por Ana Belén Alcalde, vecina de Morille, que explicó ayer el significado de la estatuilla que había creado, que pretende ser un homenaje al peregrino caminante a su paso por Morille. La artista explicó también el proceso y los materiales utilizados para la creación de esta obra.

El acompañamiento musical llegará a la feria con Raúl Díaz de Dios y uno de los miembros de Zaragata Folk; mientras que Fernando Rubio y Pilar Quiroga ofrecerán un concierto tras la entrega de premios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos