La militancia decide que las primarias del PSOE se conviertan en un duelo entre Pablos y Vegas

Imagen de una reunión del comité provincial del PSOE./Word
Imagen de una reunión del comité provincial del PSOE. / Word

El secretario provincial logra 329 avales, el concejal obtiene 216, Alegría Alonso queda descartada con solo 75 apoyos y Carmen García no presentó los suyos

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

Finalmente no hubo sorpresas en la primera fase del complejo proceso electoral que afronta el PSOE para escoger a su próximo secretario general. Las quinielas políticas que proliferaron a lo largo de los últimos días auguraban que el actual secretario provincial, Fernando Pablos, y el concejal del Ayuntamiento de Salamanca, Fernando Vegas, concitarían el respaldo suficiente de la militancia para alcanzar el mínimo exigido de avales –179– que les garantizaría su continuidad en la refriega electoral, pasando de su condición de precandidatos a transformarse en candidatos oficiales.

Fernando Pablos fue el nombre más arropado por la militancia, al alcanzar los 329 avales, lo que representa el 36% del censo electoral. Fernando Vegas quedó segundo al depositar en el feudo salmantino de la Cuesta de San Blas un total de 216 avales. En cambio, han quedado fuera de la contienda electoral las otras dos candidatas. Alegría Alonso –una militante de base que jamás ha ostentado ningún cargo público y que abandera una plataforma que aboga por una profunda regeneración del partido al margen de cualquier posible complicidad con el PP en las instituciones– cosechó 75 avales. Por su parte, la exalcaldesa de Doñinos y actual portavoz del Partido Socialista en la Diputación provincial, Carmen García Romero, se decantó finalmente por no entregar sus avales, ante la escasa respuesta que despertó su candidatura entre la militancia.

Fernando Pablos tuvo palabras de especial agradecimiento para todos los militantes que decidieron refrendar su candidatura, al tiempo que exteriorizó su respeto «al resto de las candidaturas y mi reconocimiento al conjunto de la militancia socialista de Salamanca, independientemente de la opción por la que hayan optado en este proceso inicial, por demostrar la grandeza del PSOE de Salamanca».

Pablos avanzó que protagonizará en los próximos días una campaña de información en las sedes socialistas de la provincia «escuchando a la militancia y compartiendo ideas y proyectos de futuro, igual que he realizado durante los últimos años».

Tras proclamar su convicción de que «el único fin de la política es trabajar para mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía, donde los partidos políticos son instrumentos y no fines en sí mismos», Fernando Pablos subrayó que «los procesos internos tienen que servir para fortalecer al PSOE de Salamanca» que, según palabras de Pablos, es «un partido fundamental en la provincia de Salamanca y cuya dirección tiene que tener como tarea principal apoyar al centenar de alcaldes y más de 700 concejales socialistas», así como a los parlamentarios socialistas salmantinos en las Cortes de Castilla y León, en el Congreso y en el Senado.

Por su parte, Fernando Vegas se mostró especialmente satisfecho por el gratificante eco que su mensaje ha encontrado entre la militancia y definió los 216 avales recopilados como «los avales por el cambio». Vegas y Pablos se enfrentarán en las urnas el próximo 12 de noviembre en las primarias para dirigir el socialismo salmantino.

Fotos

Vídeos