Memoria y Justicia recordará a 143 fusilados con una placa y tres siluetas

Memorial en recuerdo de las víctimas del franquismo en el cementerio de Salamanca. / VÍCTOR ANTORAZ

Aún no tienen fecha porque esperan a que el Ayuntamiento les dé el permiso definitivo

DANIEL BAJO / WORDSALAMANCA

La asociación Salamanca Memoria y Justicia continúa con su campaña para recuperar y dignificar la historia y los recuerdos de los represaliados por el franquismo. Su presidenta, Luisa Vicente Martín, explica que están preparando un homenaje a los 143 fusilados en las tapias del cementerio, víctimas de consejos de guerra durante la Guerra Civil y los años inmediatamente posteriores.

La idea surgió de un compañero de la asociación y autor de la estatua del exhumando en el memorial del cementerio, José Luis Pinto. El homenaje en sí consistirá en colocar una placa y tres siluetas humanas en recuerdo de los 143 fusilados. Serán «un recuerdo permanente» de aquellas 143 personas. «Ojalá pudiéramos colocar una por persona», afirma Luisa Vicente.

El acto será sencillo y tendrá en cuenta a los parientes de los fusilados. Se leerá un manifiesto, se revelarán las siluetas y se dará la palabra «a las familias y a cualquiera que quiera hablar. Es gente que ha callado durante años y queremos que hablen con el corazón. Es lo más interesante, mucho más que el manifiesto». Por ese motivo la Asociación ha hecho público el listado de los 143 fusilados, para que cualquier descendiente o familiar de aquéllos pueda acudir al acto.

La placa estará en la tapia del cementerio en la que fusilaban a los condenados en consejo de guerra

El cementerio de Salamanca ya tiene un memorial de recuerdo a los represalidos por el franquismo. Está situado a la izquierda del camposanto y consta de una serie de placas de mármol con el nombre de cientos de vecinos ejecutados en Salamanca, de un monolito con la inscripción ‘En memoria de las víctimas del franquismo. En homenaje a sus familias. Por la libertad’ y de una impactante estatua en recuerdo de todos ellos.

La nueva placa por los fusilados y las tres siluetas estarán en el extremo opuesto del cementerio, cerca del nuevo tanatorio, donde está la tapia en la que tiroteaban a los condenados en consejo de guerra. Luisa Vicente aclara que el muro en cuestión está situado tras unos árboles y que ya hay un hueco reservado para instalar las piezas conmemorativas.

Sin fechas

La presidenta de la asociación explica que presentaron la idea «hace algunos meses» en el Ayuntamiento y que éste lo admitió de inmediato. «Nada mas presentarlo lo aprobaron, sin problemas de ningún tipo».

Pero ya se sabe que las cosas de palacio van despacio y aunque ya tienen permisos y los elementos del homenaje están listos, falta una aprobación oficial «y simplemente hacer las obras para colocar las siluetas y la placas. Falta el visto bueno, pero ya están todos avisados».

La Asociación, eso sí, prefiere no adelantar fechas para el homenaje. «No lo sabemos». Luisa Vicente añade que en su momento se pensó en hacerlo coincidiendo con los primeros fusilamientos, a mediados de agosto de 1936 y que ahora «se barajan fechas. Quizá el día que mataron a más gente, pero en realidad no tiene más importancia. En cuanto el Ayuntamiento dé el visto bueno lo haremos lo más rápidamente posible». Como apunte esclarecedor, el día que más gente fusilaron fue el 23 de octubre de 1936 (15 personas).

Alternativa Republicana organizó el pasado fin de semana un acto de recuerdo al alcalde republicano de Salamanca Casto Prieto Carrasco. Los asistentes lamentaron que nadie del equipo de Gobierno acudiese en representación oficial. ¿Sucederá lo mismo con la placa y las siluetas? La asociación Memoria y Justicia «confía» en que haya presencia institucional. “Es un proyecto nuestro, pero colabora el Ayuntamiento y entendemos que debería ir alguien. Y confiamos en que sea así». Citan el ejemplo de Pamplona, donde Unión del Pueblo Navarro colaboró activamente para colocar un recordatorio en la entrada del edificio consistorial.

Eso sí, también son conscientes de que «siempre» habrá voces en contra y protestas «por gastarse el dinero en eso». Al margen de que tallar y colocar la placa y las siluetas genera empleo ‘pero se’ «la gran mayoría de la sociedad admite y está conforme con que se recuerde a estas personas tras 81 años. Es hora de contar lo que pasó».

Fotos

Vídeos