Cuando el médico es el que necesita ayuda

Responsables del hospital, junto a los organizadores. /WORD
Responsables del hospital, junto a los organizadores. / WORD

En Salamanca, el Colegio destinó en 2016 más de 200.000 euros para una media de 50 beneficiarios al mes, entre huérfanos, viudas o los facultativos

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

Con motivo del centenario de la Fundación Para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (OMC) ha llegado al Complejo Asistencial de Salamanca una exposición itinerante con 20 retratos únicos a beneficiarios de esta entidad y su testimonio, obra del fotógrafo Luis Gaspar. La muestra estará ubicada en el pasillo que separa el edificio de consultas (antiguo Materno Infantil) del Virgen de la Vega hasta el próximo 3 de diciembre.

Durante su presentación, el vicesecretario de la Fundación y de la OMC, José María Rodríguez Vicente, confirmó que son 20 ejemplos de una labor de la Fundación del patronato de huérfanos de médicos y de protección social, «que desarrolla desde hace 100 años, basada en la solidaridad por la aportación de un médico para sus compañeros y sus familias».

Este responsable recordó además que en la primera promoción de un colegio específico para familiares de médicos ingresó una huérfana salmantina, Miriam Albarrán Gil, «que luego fue esposa de médico y madre del pediatra Ricardo Escribano Albarrán», sentenció.

José María Rodríguez Vicente puntualizó además el hecho de que esta Fundación se haya adaptado a las necesidades del colectivo médico. «La profesión médica puede sentirse orgullosa de haber creado un programa de ayuda integral al médico enfermo, y es la única profesión que reconoce que en ocasiones tienen problemas de adicciones, como el alcohol o las drogas, y que para ello existe un programa en el cual hemos recuperado el 85% de ellos», confirmó.

Los huérfanos y las viudas de los médicos reciben apoyo de esta Fundación

Por su parte, el presidente del Colegio Oficial de Médicos de Salamanca, Santiago Santa Cruz, aseguró que una cosa tan sencilla como aportar de la cuota trimestral 23,77 euros, «permite que a nivel de España que tengamos una protección social para nuestras familias cuando estamos en situación de enfermedad grave o fallecimiento, que es una cosa ejemplar, y animo a todos los colectivos profesionales a que sepan que con la unión se pueden conseguir grandes cosas».

Desde la institución colegial salmantina, en el año 2016 se gastaron más de 200.000 euros en ayudas de distinto índole, como detalló su presidente, «para huérfanos que tenían que estudiar, padres con hijos con discapacidad, médicos que quedan en situación de invalidez y situación precaria, etc.». En Salamanca han sido cerca de 50 los beneficiarios de esta Fundación.

«Tenemos médicos que han sufrido un accidente y quedan en silla de ruedas y su situación económica cambia mucho, tienen necesidades que el Patronato cubre, o a padres de médicos», precisaba algunas de las situaciones.

Asimismo, señaló la importancia del programa PAIME, de ayuda al médico enfermo, porque como puntualizó Santa Cruz, «somos los mismos médicos los que queremos que se atienda a la población en situación de seguridad, y cuando detectamos que un compañero tiene algún problema, porque no somos inmunes, intentamos retirarlos de la actividad asistencial y ayudar para su recuperación».

En España, la Protección Social a médicos y sus familiares llegó a más de 3.000 personas para los que se destinaron más de 13,3 millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos