Matanza popular y homenaje a la Carta Magna se unen en la misma jornada

Varios hombres chamuscando el cerdo, un animal de 16,5 arrobas de peso. /M. J. G.
Varios hombres chamuscando el cerdo, un animal de 16,5 arrobas de peso. / M. J. G.
Santibáñez de la Sierra

Por primera vez se nombró Matancero Mayor, cargo que recayó en Manuel de Arriba Nieto

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZSantibáñez de la Sierra

os vecinos de Santibáñez de la Sierra vivieron ayer una intensa jornada desde primeras horas de la mañana, puesto que organizaron la fiesta de la Matanza Popular, con la que se abría el calendario de la Diputación junto a Barruecopardo, Hinojosa de Duero y Puente del Congosto. Una matanza que estuvo amenizada por Rubén Salinero, de Kamaru Teatro, y contó con participación extranjera.

La Plaza fue el lugar elegido para llevar a cabo el chamuscado y despiece del marrano, un animal que pesó 16,5 arrobas y del que se degustaron algunas partes asadas en el mismo lugar.

Mientras los hombres procedían al chamuscado y despiece, las mujeres elaboraban, en el salón multiusos, las tradicionales morcillas; y los niños se entretenían con la soga o leyendo los refranes que sobre el marrano y las matanzas se habían colgado de una de las paredes.

La novedad de la jornada llegó con el nombramiento de Manuel de Arriba Nieto ‘Pesetas’ como Matancero Mayor, por ser la persona que se ha encargado de las labores de despiece del cerdo en las siete ediciones de la matanza de Santibáñez.

También hubo degustaciones durante toda la jornada, como en ediciones anteriores, y por la tarde el tradicional homenaje a la Constitución, en el que niños, jóvenes, mayores y autoridades leyeron, desde el balcón del Ayuntamiento, diferentes artículos de la Carta Magna, demostrando así la vigencia del documento.

Toda la jornada estuvo amenizada por el tamborilero Santos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos