Mañueco ve movimientos aislados en la oposición para una moción de censura

Alejandro González Bueno (Ciudadanos) protagoniza un distendido cruce dialéctico con los concejales del PSOE en un pleno municipal.
Alejandro González Bueno (Ciudadanos) protagoniza un distendido cruce dialéctico con los concejales del PSOE en un pleno municipal.

El edil socialista Fernando Vegas avala un posible tripartito y el alcalde desvela que «algunos miembros» de C’s y Podemos lo secundan

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

La polvareda política y la virulenta crispación generada en el Ayuntamiento tras la explosiva sesión constitutiva de la comisión de investigación de las guarderías municipales, que estalló el lunes al abandonar la reunión los partidos de la oposición ante la decisión del Alfonso Fernández Mañueco de delegar en el primer teniente de alcalde, Carlos García Carbayo, la presidencia de este nuevo órgano, está afectando a la estabilidad política del Consistorio, con movimientos aislados y puntuales desde algunos concejales de la oposición para intentar experimentar la controvertida fórmula del tripartito. Esta conjetura que se baraja en los mentideros políticos y en las cábalas periodísticas fue reconocida ayer por el alcalde Alfonso Fernández Mañueco, al ser interrogado sobre las repercusiones políticas del enfrentamiento surgido entre el grupo de gobierno y la oposición en torno a la citada comisión.

«Yo creo que hay algún miembro del Partido Socialista que lo que quiere es reeditar el tripartito, y que algunos miembros de Ciudadanos y de Podemos están en esa línea. Es una decisión que no me corresponde a mí», señaló el alcalde al posicionarse sobre esta posible estrategia política alumbrada desde las filas de la oposición municipal.En este sentido, el regidor no se mostró preocupado en ningún momento sobre la posibilidad de que pudiera materializarse una hipotética moción de censura, derivada de la aparición de su nombre en una conversación telefónica mantenida entre los hermanos Ignacio y Pablo González, que fue grabada por la Guardia Civil en el marco de la Operación Lezo, y donde se describía un supuesto compromiso y apaño del alcalde a la hora de resolver la adjudicación de las escuelas infantiles municipales de El Rollo, El Zurguén y Garrido.

Aunque el alcalde no mencionó ningún nombre de los ediles que están coqueteando con la moción de censura, fuentes municipales apuntaron a que esta estrategia está siendo abanderada por el concejal del PSOE, Fernando Vegas, quien forma parte de la comisión de investigación de las guarderías municipales y que destacó por ser el principal abanderado de la corriente ideológica encabezada por Pedro Sánchez en las primarias socialistas de la pasada primavera. Ganemos también ve con buenos ojos esta alternativa, que también ha cuajado con éxito entre alguno de los cuatro concejales que dispone Ciudadanos en la actual corporación municipal, tal como especificó el alcalde en sus declaraciones de ayer ante la prensa.

Por su parte, el portavoz municipal de Ciudadanos, Alejandro González Bueno, calificó como «una tomadura de pelo» lo acontecido en la constitución de la comisión de investigación de las guarderías. «No nos parece correcto que el alcalde quiera ser juez y parte de esta comisión y nadie puede entender que el alcalde dirija una comisión en la que él mismo tiene que declarar».

Por su parte, el secretario regional de Podemos, Pablo Fernández, consideró «factible» la presentación de la moción de censura ante «la situación insostenible» que vive la ciudad y por «las mentiras de Mañueco». El alcalde tildó la idea de Fernández de «viraje ideológico» y de «propuesta populista y radical».

Fotos

Vídeos