El Juzgado reconoce la vulneración en las resoluciones del Grupo 7 de la Policía

La Policía Local, en una intervención en la calle. /WORD
La Policía Local, en una intervención en la calle. / WORD

Ganemos Salamanca insiste en que de esta forma, más de veinte sanciones impuestas en el operativo ‘Bar por bar’ son nulas

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo reconoce, en más de una veintena de resoluciones, que el Ayuntamiento de Salamanca vulneró la legalidad con las actuaciones de control de bares llevadas a cabo por el Grupo Siete (G7) de la Policía Local.

Así, la Justicia considera nulas más de veinte sanciones impuestas por el denominado operativo ‘Bar en bar’, acreditando actuaciones irregulares en sus denuncias, tal y como ha podido comprobar Ganemos Salamanca en parte la documentación sobre el G7 a la que hasta el momento ha logrado tener acceso.

El Juzgado resuelve en favor de los establecimientos en cuatro sentencias por vulneración de garantías fundamentales en las actuaciones que los agentes llevaron a cabo, al tiempo que declara nulas las sanciones impuestas, apuntan desde este grupo municipal.

El Ayuntamiento negoció la terminación del resto de procedimientos judiciales, «reconociendo la nulidad del resto de sanciones impuestas con el fin de ahorrarse las costas judiciales», subrayan en un comunicado.

‘Bar en bar’ es una campaña específica de vigilancia y control de bares nocturnos iniciada por el G7 hace unos años, según detallan desde Ganemos, «a espaldas de los operativos dedicados de forma ordinaria a este servicio». Los agentes actuaban de ‘secreta’, es decir, de paisano, «y también de forma confidencial y opaca para el resto de los servicios». Realizaron numerosas actuaciones y abrieron expedientes sancionadores con multas de 2.000 euros a cada uno de los citados 20 locales.

En la mayoría de los casos la nulidad de las sanciones se produjo por mala praxis policial, al no acreditarse adecuadamente los hechos denunciados. En algún caso, el juez reconoce que «se hace constar en el acta una actuación que no se realizó», siendo este uno de los múltiples ejemplos de prácticas policiales irregulares constatadas por el Juzgado.

Prácticas irregulares

Ganemos Salamanca considera que son las prácticas irregulares del Grupo Siete, formado por ocho agentes, las que dañan la imagen de la Policía Local, compuesta por una plantilla de más de 180 profesionales. Para este partido, ‘Bar en bar’ utilizó de forma paralela efectivos policiales «para disputar una guerra particular contra ciertos establecimientos». Y añaden que el operativo sólo ha logrado «despilfarrar recursos públicos y vulnerar la legalidad, algo que desacredita la gestión del PP y del jefe de la Policía Local».

«Estos métodos ilegales y casi parapoliciales ratifican la postura de Ganemos Salamanca en cuanto a la necesidad del cierre del G7, pues este tipo de actuaciones no está justificada, ya que es la Policía administrativa la que realiza estas funciones de forma ordinaria y cumpliendo con la legalidad», sentencian.

Fotos

Vídeos