La jornada de una médica de Área

Mercedes Martín, en una de sus salidas de atención domiciliaria. /WORD
Mercedes Martín, en una de sus salidas de atención domiciliaria. / WORD

Mercedes Martín ejerce esta labor en el centro de salud de Pedrosillo el Ralo

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

Desde hace unas semanas, los médicos que han aprobado la última OPE de Medicina de Familia de Sacyl han creado una plataforma para solicitar que sus plazas sean de médico de Equipo y no de Área como parece que finalmente será. Nada mejor para conocer qué significa ejercer la labor como médico de Área que conocer el trabajo diario de una de ellas. En este caso, Mercedes Martín, médica de Área en el centro de salud de Pedrosillo el Ralo.

Ella reconoce que está a gusto en su trabajo porque lo tiene cerca de casa y está ejerciendo su vocación, pero las condiciones que ofrecen a este tipo de médicos de Familia no son las más óptimas para dar una continuidad asistencial a los pacientes, de la que denominan puerta de entrada de la sanidad pública. Y así lo lamenta Martín:«Hacer guardias y sustituir a tus compañeros no es el tipo de trabajo que deseas realizar cuando apruebas una oposición de Médico de Familia. Venimos de estar sustituyendo en consultas muchos años y cuando preparamos y aprobamos la oposición con el fin de planificar una línea de trabajo con un cupo concreto de población nos ofertan plazas de Área que, además de estar mal reguladas, nos obligan a seguir trabajando como sustitutos».

Porque el papel fundamental que desempeña un médico de Área es de refuerzo para las guardias, las vacaciones o de sustituciones. «Es poner parches», confirma Mercedes Martín. Ella es médica de Familia y para poder trabajar en Salamanca tuvo que elegir plaza de Área en un concurso de traslados. En relación a la intención del Sacyl, esta especialista piensa que esta reconversión de plazas de personal de Equipo (tanto de enfermería como de médicos) en plazas de Área, «es un ataque premeditado a la esencia de la Atención Primaria y a la dignidad de sus profesionales. Un ataque que repercute directamente sobre la calidad asistencial y sobre el paciente».

En su centro de salud trabajan seis médicos de Equipo (que si tienen un cupo y otro horario más normalizado), y dos de Área. «Muchas de nuestras horas son nocturnas, fines de semana y festivos. Las horas nocturnas, además, no se nos están teniendo en cuenta a la hora de ponderar nuestras jornadas, tal y como está regulado, aunque hayamos reclamado a la Gerencia Regional y ésta haya estimado a nuestro favor», insite Martín.

Otro aspecto mal regulado de la figura de Área y que deriva sobre las horas de trabajo, «es que se pretende permitir jornadas del todo irregulares». Es decir, aclara esta médica, «puede haber meses que no se nos necesite y no llegamos a tener en nuestros calendarios, aprobados por nuestra Gerencia, ni las 140 horas de jornada ordinaria, ya que, además, se antepone la jornada complementaria del personal de Equipo a la propia jornada ordinaria de Área».

En este sentido, lamenta que han aprobado una oposición «y no tenemos ni pacientes propios ni jornada completa en calendario». Al respecto, asegura que «esto le viene muy bien a nuestra Gerencia, que nos puede obligar a completar la jornada en otros centros de salud, con pacientes totalmente desconocidos para nosotros».

Martín cree que la figura de Área (tanto de personal de enfermería como médico), puede existir para reforzar los equipos de Atención Primaria, «siempre y cuando esté bien regulada, pero no como plazas reconvertidas de personal de Equipo, que estamos obligados a aceptar, aunque de primeras no hayamos optado a ellas».

Otra demanda es poder formar parte del equipo en igual de condiciones que el resto de compañeros del centro de salud, porque como afirma, «los médicos de Área no podemos votar al coordinador, al cual, la Gerencia le pretende otorgar la potestad en lo que tenga que ver con la jornada del personal de Área y otras instrucciones, a veces irregulares, con el manido objetivo de cubrir las necesidades del servicio». A esto, Mercedes Martín lo denomina «caciquismo».

Una figura vulnerable

Por eso mismo, reclama que los médicos de Área no sean una figura «tan vulnerable», y la disponibilidad de los mismos se regule de otra manera, «y saber con tiempo lo que tenemos que hacer al día siguiente, y no estar pendientes a cada minuto del teléfono por si nos llaman».

Por último, recuerda que hay sentencias del Tribunal Europeo sobre la ilegalidad de trabajar no más de 24 horas seguidas, «y aquí en Atención Primaria hay gente que lo hace, y la gerencia lo sabe y no hace nada para evitarlo», y piensa esta profesional que si no hay médicos suficientes para cubrir todo, «tienen que buscarlos».

Fotos

Vídeos