«Intentamos que la oferta festiva llegue a toda la población»

Julián Barrera es el alcalde del municipio de Villoria.
Julián Barrera es el alcalde del municipio de Villoria. / Word
Julián Barrera - Alcalde de Villoria

Resalta que el saneamiento de las arcas municipales ha permitido elevar el presupuesto festivo respecto a la anterior legislatura

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZVilloria

El municipio está festejando desde este pasado domingo las fiestas patronales de la Virgen de la Vega. Su alcalde JuliánBarrera repasa en esta entrevista las diferentes actividades programadas y los desafíos a los que se enfrenta Villoria en el futuro.

–Comienzan las fiestas en Villoria en honor a la Virgen. ¿Hay alguna novedad en la programación o se sigue la misma línea que en años anteriores?

–Creo que las fiestas siempre son nuevas por sí mismas aunque se sigan sustentando en el mismo eje vertebrador que funciona cada año; actos religiosos, música, festejos taurinos y comidas populares. En función de esta base elaboramos el resto del programa festivo añadiendo actividades deportivas y culturales, concursos, pasacalles, disfraces, juegos para niños, etc. Intentamos que la oferta festiva sea variada y llegue a todos los sectores de la población. En realidad todo es nuevo; desde el pregonero hasta los protagonistas de cada espectáculo. Este año tenemos el honor de tener como pregonera a Pilar Corredera, enfermera, matrona y villoreja como ella misma reconoce. Tras más de cuatro décadas dedicada a su trabajo como enfermera, este año se ha jubilado y continúa colaborando con el Proyecto Hombre.

–¿La organización y el desarrollo de las mismas corresponde al Ayuntamiento o existe alguna asociación que se encargue o que colabore en estas tareas?

–El programa lo elabora el Ayuntamiento con la colaboración de una Comisión de Fiestas que trabaja incansablemente cada año y a la que puede unirse cualquier vecino que quiera participar. Sin su colaboración sería posible atender a todas las necesidades de cada acto, desde el inicio de la Semana Cultural hasta el último día de la fiesta.

–¿Qué actividad o actividades destacaría de las fiestas, bien por tradición, por que sea demandada por los vecinos o por cualquier otra cuestión?

–Hay actividades muy asentadas y que ya resultan imprescindibles en las fiestas de Villoria, aparte de los actos religiosos en honor a Nuestra Señora la Virgen de la Vega. El recorrido de peñas, los encierros y festejos de plaza, las alboradas, el chocolate con churros, el concurso cultural o la cena de la carne de la vaca que nos reúne a todos el último día en la Plaza Mayor. Este año celebraremos también la Nochevieja villoreja, que cumple ya su cuarta edición y todos los vecinos esperamos.

–Hablando de presupuesto, ¿la recuperación económica de la que tanto se habla les ha permitido destinar más dinero a estas fiestas o es el mismo presupuesto que en ediciones anteriores?

–La legislatura pasada fue muy complicada, no solo para financiar las fiestas. Afortunadamente logramos sanear las arcas municipales y ahora podemos afrontar con más tranquilidad y garantías cualquier tipo de proyecto. El presupuesto festivo ha aumentado respecto a la anterior legislatura pero se mantiene estable en la actual. Esto redunda tanto en la cantidad como en la calidad de los espectáculos que podemos ofrecer a todos vecinos.

–A una persona que no conozca Villoria, ¿por qué le aconsejaría que les visitaran durante estos días festivos?

–Primero le diría que no sabe lo que se está perdiendo por no conocer Villoria. Y segundo, le invitaría a que viniera a unas fiestas. Cuando lo haga no será necesario explicarle nada y repetirá.

–En otro orden de cosas y hablando ya de gestión municipal, ¿qué balance realizaría del último año?

–El último año ha sido muy tranquilo. Estamos ejecutando en tiempo y forma el presupuesto anual y vamos cumpliendo nuestros objetivos con total normalidad. Nos hemos centrado en el asfaltado de calles, la renovación de varios edificios municipales y seguimos con la urbanización del Plan Parcial Sector II.

–¿Qué proyectos tiene a corto y medio plazo?

–Acabaremos el año renovando una nueva zona del alumbrado público y con la obra del centro de transformación eléctrico que dará servicio a las viviendas que ya se están construyendo y a las que lo hagan en el futuro dentro del Plan Parcial antes mencionado. A esto debemos añadir el trabajo habitual y diario para mejorar los servicios y la calidad de vida de los vecinos de Villoria. La amortización de la deuda municipal sigue a buen ritmo y será prácticamente testimonial cuando acabe la presente legislatura. No debemos olvidar el mantenimiento de nuestras actividades deportivas y culturales de todo tipo.

–¿Tiene alguna reivindicación que hacer de cara a las administraciones?

–Los alcaldes y concejales del mundo rural siempre estamos reivindicando todo tipo de ayudas a las administraciones. Es nuestra obligación y así debe ser. La provincia de Salamanca tiene un grave problema de despoblación contra el que es muy difícil luchar pero nunca debemos dejar de hacerlo. Nos va en ello nuestra supervivencia como pueblos. Y esta debe ser una labor conjunta y global de todas las administraciones sin excepción.

Fotos

Vídeos