La intensa lluvia deja entre 15 y 30 litros por metro cuadrado

Dos viandantes se protegen de la lluvia caída ayer con sendos paraguas./ANTORAZ
Dos viandantes se protegen de la lluvia caída ayer con sendos paraguas. / ANTORAZ

Los Bomberos de la capital y la Diputación tuvieron que realizar varias salidas como consecuencia de las intensas precipitaciones

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

La provincia de Salamanca permanecía durante todo el día de ayer con aviso de riesgo importante de lluvias y tormentas, según las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Y las previsiones se cumplieron ya que desde primera hora de la mañana estuvo lloviendo de manera intermitente, y en algunos momentos, con fuerte intensidad, en la que se llegó a acumular entre 15 y 30 litros por metros cuadros, según las zonas. A ello se sumó el viento y las tormentas, ya que en especial a mediodía, se pudieron escuchar el estruendo de varios truenos en toda la capital y alrededores. Cabe destacar que desde la Aemet se lanzan avisos según la gravedad de la situación climatológica, entre el nivel verde (sin riesgo), subiendo al amarillo (riesgo), el naranja (riesgo importante), y el rojo (riesgo extremo). En el caso de Salamanca ayer tenía el nivel de color naranja.

Esas fuertes precipitaciones tuvieron consecuencias en algunas zonas y fueron varios los avisos que recibieron tanto los Bomberos de la capital como de la provincia.

El centro cultural y el pabellón de Cabrerizos sufrieron filtraciones de agua a mediodía

En concreto, los de la Diputación recibieron un aviso sobre las 14:48 horas desde Cabrerizos por una filtración de agua en el centro cultural y en el pabellón del municipio.

En el primer edificio, el tejado no soportó toda la cantidad de agua y se filtró al interior porque lo los Bomberos tuvieron que quitar varias placas del techo que se habían roto, por el peligro de caída, y revisaron el falso techo del mismo. En cuanto al pabellón de Cabrerizos, las arquetas no pudieron recoger la gran cantidad de agua caída en poco tiempo y se filtró al interior.

Otra de las salidas relacionadas con el tiempo fue por el aviso de una sombrilla que se había caído de un edificio por el riesgo de que llegara a la calle y su recogida.

Respecto a los Bomberos de la capital, recibieron varios avisos por acumulación de agua en la vía pública de calles como Príncipe, Hernán Cortés y la avenida de La Adehuela, aunque no tuvieron que intervenir demasiado, salvo levantar las tapas para facilitar la salida del agua acumulada, según fuentes oficiales. Por otra parte, acudieron a dos avisos por desprendimiento en la calle Tahona y Consuelo.

En cuanto a las previsiones de la Aemet para hoy, aunque persiste el riesgo de precipitaciones, Salamanca ya no está entre las provincias españolas con niveles de riesgo por lluvia y tormenta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos