Un innovador bolardo móvil diseñado en Salamanca triunfa en la feria Municipalia

El bolardo, adornado con el verraco del Puente Romano. /WORD
El bolardo, adornado con el verraco del Puente Romano. / WORD

Se desplaza por control remoto y da protección ante hipotéticos riesgos terroristas en zonas con grandes concentraciones de personas

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

El nombre de Salamanca ha sonado con fuerza, de la mano de la empresa Trancity, en la feria Municipalia, celebrada recientemente en Lleida. La feria reunió todo tipo de objetos, como aspiradores, drones, sensores, vehículos futuristas, bolardos extensibles y detectores de basura, todos ellos expuestos para captar el interés de los ayuntamientos y de los responsables del urbanismo y la gestión municipal de toda España.

Precisamente, dentro del capítulo de los bolardos, la propuesta más innovadora y sorprendente corrió a cargo de Trancity, que presentó en la feria un bolardo movible, que se controla a través de un mando remoto. «La respuesta del público que ha asistido a la feria es muy buena y el bolardo ha gustado muchísimo y ha sorprendido a todo el mundo»», destaca la responsable comercial de Trancity en Castilla y León, Teresa Sánchez.

El singular bolardo ha abierto un antes y un después en este ámbito. Hasta el momento las jardineras y los maceteros urbanos han tenido un cometido prácticamente ornamental en las ciudades, tal como destaca Trancity. Con la organización de ferias y fiestas, grandes eventos y, por desgracia, con los brutales atentados terroristas que están aconteciendo en diferentes zonas del planeta –el criminal atropello masivo del pasado mes de agosto en las Ramblas de Barcelona, por ejemplo– estos bolardos adquieren cometidos mucho más relevantes, como es proteger al transeúnte, especialmente en las áreas con mayor concentración y aglomeración de personas.

El bolardo móvil fabricado por Trancity se ajusta en todo momento a la actual normativa y soluciona los inconvenientes que conlleva el traslado o la retirada de los tradicionales bolardos, que implican la intervención de grúas y personas, con los consiguientes costes económicos. Además , la instalación permanente o fija, como sucede en los bolardos tradicionales, dificulta las labores de auxilio para bomberos o personal sanitario en situaciones de emergencia.

El bolardo de Trancity se fundamenta en un plataforma de traslado por radio control, con tecnología robótica, autohidratante de riego, recarga solar y led de señalización.

«Nuestro bolardo se puede personalizar con diferentes elementos decorativos», señala Teresa Sánchez. De hecho, las ornamentaciones pueden ser de lo más variadas y combinan desde las habituales jardineras hasta el inmortal verraco del Puente Romano, dejando constancia del origen salmantino de este invento.

Fotos

Vídeos