El incremento de la patología digestiva elevará las endoscopias a más de 18.000

Parte del equipo médico, de enfermería y auxiliares de Aparato Digestivo, en la unidad de Endoscopias. /MANUEL LAYA
Parte del equipo médico, de enfermería y auxiliares de Aparato Digestivo, en la unidad de Endoscopias. / MANUEL LAYA

La demora media varía entre 15 días de los pacientes de la UCAI a más de un año de las solicitudes de la vía ordinaria

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

En el servicio de Aparato Digestivo del Complejo Asistencial de Salamanca realizan cada día una media de 80 endoscopias. Una prueba que se incrementa cada año debido a la alta prevalencia de la patología digestiva.

Así lo confirma el responsable de la especialidad, Antonio Rodríguez Pérez, quien recuerda que a finales de este año se pasarán de las 16.800 efectuadas en 2016 a más de 18.000. «Esta patología afecta mucho a la calidad de vida, es muy prevalente», matiza. En la unidad de Endoscopias trabajan en turnos de mañana y tarde, y a los 16 médicos del servicio, se suman 12 enfermeras y 12 auxiliares dedicados en exclusiva a estas pruebas del hospital.

El espacio habilitado para las endoscopias en la segunda planta del Clínico cuenta con cuatro salas por donde pasan un gran número de pacientes cada día. Como insiste el responsable del servicio, «el 40% de los pacientes que acuden a Urgencias, del área de Medicina Interna, es patología digestiva, que a su vez supone el 20% de las consultas en Atención Primaria».

En la actualidad, es la patología más prevalente, entre otras razones, como recuerda el doctor Rodríguez Pérez, «porque el cáncer de colon es el más prevalente en la población si juntas a los dos géneros, hombres y mujeres, y eso genera mucho trabajo».

Dentro de la unidad de Endoscopias destaca la amplia cartera de servicios que engloba, como el jefe de servicio indica, «prácticamente todo», a excepción de la radiofrecuencia, que tienen que derivar a los pacientes a Burgos o Valladolid. De cara al nuevo hospital de Salamanca se está valorando su incorporación, porque como precisa el doctor Rodríguez, su coste no es elevado, en torno a 1.600 euros. A esta técnica se derivan una media de cinco pacientes al año, y se trata de aplicar radiofrecuencia en el esófago de Barret con displasias de bajo grado.

La actividad diagnóstica supone menos del 50% de la actividad frente a la intervencionista

Tanto el responsable del servicio como el jefe de la unidad de Enfermería en Endoscopias, José Antonio Plaza Rodríguez, subrayan el gran número de técnicas que realizan, incluso en algunos casos han sido pioneros dentro de la especialidad de Digestivo en Castilla y León.

Respecto al protocolo de la prueba, a excepción de la gastroscopia rutinaria, «se hace todo bajo sedación profunda», que como apuntan estos especialistas, supone que el paciente no tenga molestias sin aumentar el índice de complicaciones, algo que ya se hace en todos los servicios de Endoscopias de la Comunidad. Además, en todo momento monitorizan al paciente, «con ayuda de la enfermería entrenada, y de la UVI para las sedaciones de alto riesgo», añaden.

En cuanto a la duración de la prueba, puede variar entre 10 o 20 minutos la gastroscopia, media hora la colonoscopia y hasta una hora otras más específicas como la denominada CPRE (que explora páncreas y la vía biliar).

De las endoscopias también destacar que son tanto diagnósticas como terapéuticas. Por un lado están las gastroscopias, donde miran el aparato digestivo alto hasta el intestino delgado; la enteroscopia, con la que se puede ver el intestino delgado y la colonoscopia, el colon. La CPRE es sobre todo intervencionista, «donde el diagnóstico lo sabemos y vamos directos a tratar el problema o a tomar biopsias».

Cuando realizan una colonoscopia también quitan lesiones que ven, como los pólipos, y por ese motivo, como añade el doctor Rodríguez Pérez, la endoscopia ha pasado de ser una técnica de diagnóstico a ser fundamentalmente intervencionista. «La diagnóstica es una actividad que ocupa menos del 50% de lo que hacemos, el resto es intervencionista», describe.

Otra técnica que realizan en esta unidad es la ecoendoscopia, para hacer ecografías desde dentro del aparato digestivo, «intervencionista», y cuentan con otra como la endoscopia pediátrica, para los niños.

En relación a las listas de espera de las endoscopias, las tienen organizadas en cinco grupos. Tanto los pacientes ingresados como los de Urgencias son atendidos en el mismo día que se demanda. De hecho, la unidad cuenta con personal de guardia para ello las 24 horas del día todo el año(un médico y una enfermera). Por otra parte, están los casos derivados de la Unidad de Atención Inmediata (UCAI), que tienen un plazo de unos 15 días para que se les haga la prueba. «Son pacientes con patologías sangrantes estables o de alta sospecha de tumor», detalla el jefe de servicio.

Los denominados preferentes, con sospecha de cáncer, tienen una demora de un mes y medio, mientras que los catalogados en el grupo de los ordinarios, supera el año de lista de espera:«Son gente con poca probabilidad de tener una patología orgánica, aunque a veces si se ha colocado en esa lista a personas que sí la tienen», lamenta. La última de las listas que enumera el responsable de este área es la lista de pacientes derivados del programa de cribado del cáncer de colon de la Junta de Castilla y León, «con una agenda aparte y el compromiso de que desde la petición de la prueba, la demora sea inferior a dos meses, y cumplimos ese rango».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos