Incremento de casos de cáncer en la unión esofagogástrica

El cancerígeno más peligroso del estómago es el ‘helicobacter pylori’, y al tratarlo se producen más ácidos

E.C. / WORDSALAMANCA

El responsable del servicio de Aparato Digestivo del Complejo Asistencial de Salamanca, Antonio Rodríguez, repasa la situación de algunos tipos de cáncer de su especialidad. «El cáncer digestivo está subiendo y el colorrectal es la neoplasia más frecuente», precisa.

Y aunque la incidencia no ha disminuido, destaca los avances en este tipo de cáncer gracias a la implantación del programa de detección precoz:«Ha bajado mucho el estadio en el que se diagnostica, mucho más precoz», advierte. Asimismo, también admite que falta adherencia al cribado por parte de la población.

Por otra parte, subraya que en la actualidad hay más cánceres de la unión esofagogástrica, en parte ha sido porque el tratar al cancerígeno más peligroso del estómago, el ‘helicobacter pylori’, «hay más acido y más reflujo gastroesofágico, y que pueden causar más cáncer en la unión esofagogástrica, por la inflamación persistente secundaria al reflujo (cuando el estómago tiene más ácido sube más para arriba)», concreta el doctor Rodríguez.

Para evitar el reflujo del estómago es importante evitar comidas copiosas, entre otros hábitos

En este sentido, según este especialista influyen los hábitos de comida de la gente. «La mayoría de la población con reflujo es porque no hace hábitos sanos, y para ello hay que evitar comidas copiosas, grasas, alcohol de alta graduación, el vino blanco, el café, el te, el chocolate o la menta, y no acostarse enseguida después de las comidas», enumera. Cabe destacar también que el ejercicio intenso también produce reflujo, «tiene que ser moderado».

Antonio Rodríguez también menciona algunos de los mitos vinculados al aparato digestivo, como por ejemplo, los relacionados a la intolerancia a los alimentos, «todo lo que se hace de alimentos no tiene ninguna base científica, es una cuestión comercial».

La gente que deja de tomar gluten sin base médica está perjudicando su salud

Este especialista asegura que hay gente que deja de tomar gluten o lactosa, «y lo hacen por una creencia sin una base médica y están perjudicando a su salud, porque tanto los cereales como la leche suponen un aporte muy importante de proteínas, de vitaminas y de nutrientes».

Sobre este tema precisa que las pruebas que hay a los alimentos son para la enfermedad celíaca, «que la produce el gluten»; a la intolerancia al trigo, «que no es al gluten exactamente», y hay unos parámetros clínicos endoscópicos de diagnóstico positivo, no se puede decir porque sí». Por otra parte, añade que la intolerancia a la lactosa «no es frecuente», lo que pasa es que la gente deja de tomar leche y se encuentran mejor, «pero no sea sabe muy bien la razón».

Respecto a su especialidad, asegura que está en expansión, pero que existe un déficit de especialistas de Digestivo, «y las plantillas están muy ajustadas por lo que la demanda supera la disponibilidad muchas veces, y hay que desarrollar programas con Primaria para ajustar las derivaciones de pacientes al hospital».

Por último, respecto a esta especialidad hay que recordar que además de su tarea asistencial, están implicados en la docencia, en la Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca, con cinco profesores asociadas, así como en la investigación, a través del IBSAL, en estudios propios y multicéntricos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos