«Lo más importante que podemos hacer por las víctimas es defender la verdad»

Fernando Pablos, Alfredo Pérez Rubalcaba y José Luis Mateos, en la sede del PSOE. /LAYA
Fernando Pablos, Alfredo Pérez Rubalcaba y José Luis Mateos, en la sede del PSOE. / LAYA

El exministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba afirma en Salamanca que los etarras desaparecen «derrotados como unos miserables»

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El exvicepresidente del Gobierno y exministro del Interior durante la Presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró ayer en Salamanca que «lo más importante» que se puede hacer por «la dignidad» de las víctimas de ETA es «defender la verdad de lo que pasó en Euskadi y en España» durante los años de existencia de la banda terrorista.

Minutos antes de impartir una charla-coloquio en la sede del PSOE, Rubalcaba atendió a los medios de comunicación para afirmar que el final de ETA «fue hace mucho, hace siete años, que es cuando dice que deja de matar, porque estaba en nuestra vida porque mataba y cuando deja de matar, desaparece», recoge Ical

«Es verdad que ha tardado siete años en desaparecer del todo, pero ya sí, ahora es el final definitivo para siempre jamás», opinó el exsecretario general del PSOE, para quien, no obstante, «es bueno explicar lo que pasó, porque en España, durante muchos años, hubo un grupo terrorista que mataba a la gente porque quería imponer sus ideas políticas y mataba a todo aquel que no pensaba como él para tener un País Vasco supremacista e independiente de España».

Por ello, Rubalcaba consideró «importante explicarle a los españoles, y sobre todo a los jóvenes, que durante muchos años el único conflicto que España tuvo fue ese, que había unos señores que mataban a los que no pensaban como ellos». Además, añadió que también hay que explicar que «fueron derrotados por la democracia y que se fueron sin haber conseguido nada más que hacer mucho daño y dejar muchos muertos».

«No hubo conflicto. El conflicto era ellos, el único que había en España y Euskadi»

Así, considera importante contar este relato para «que los jóvenes valoren la convivencia, que es esencialmente vivir con otros que no piensan como tú, poder hablar con ellos y dirimir las diferencias votando». Eso es la convivencia democrática», zanjó.

En cuanto a la banda terrorista, Rubalcaba consideró que «se van como vinieron, matando y se fueron derrotados como unos miserables», y afirmó que los últimos comunicados son «una forma de dar su explicación, su versión de la historia», y por ello afirmó que «lo que debemos a las víctimas es la verdad, porque no podrían tolerar que, después de perder a sus seres queridos, porque para ellos no hay final de la violencia sino sufrimiento, tuvieran encima que soportar un relato que es falto y escuchar de la banda terrorista que trajeron la paz a Euskadi cuando no tuvieron más remedio que dejarlo porque estaban derrotados».

Recalcó así Rubalcaba que «hay que explicar que no hay conflicto» y que «el conflicto eran ellos, el único que había en España y Euskadi». Y es que, para Rubalcaba, «la mejor forma de que en la historia no pasen otra vez las malas cosas es justamente que sepamos que pasaron y por qué pasaron.

Por último, y en referencia a la declaración de algunas víctimas que se sienten abandonadas, Rubalcaba dijo que «las víctimas, desgraciadamente, no pueden recuperar a sus seres queridos y hay que entenderlas, acompañarlas y respetarlas», y que por ellas «el día en que ETA desaparece tienes una cierta sensación de por fin, pero piensas también que hay gente para la que no ha desaparecido porque sus seres queridos ya no van a volver».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos