Una catedrática de la Universidad de Salamanca denuncia la falsificación de su firma en el caso Cifuentes

Ángela Figueruelo Burrieza./
Ángela Figueruelo Burrieza.

El profesor titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Valladolid, Alfredo Allúe, también niega que su rúbrica sea auténtica

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESalamanca

La catedrática de Derecho Constitucional y directora del Máster de Estudios Interdisciplinares de Género de la Universidad de Salamanca (USAL), Ángela Figueruelo Burrieza, adelantó a este diario que va a presentar una querella criminal para esclarecer en los tribunales quiénes son los responsables de la falsificación de su firma en un acta oficial del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos, fechada el 24 de mayo de 2012, por el que se convalidaron como aprobadas a la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, tres asignaturas del Máster de Derecho Autonómico que supuestamente cursaba en aquel año la dirigente regional del Partido Popular.

Dicha acta reseña los acuerdos adoptados por la denominada Comisión de Garantía de Calidad, órgano vinculado a la estructura académica del máster de Cristina Cifuentes, donde aparece reflejada la convalidación de estas tres asignaturas con las rúbricas de seis profesores, tal como ha publicado el periódico digital eldiario.es.

De las seis firmas, dos corresponden a profesores ajenos a la Universidad Rey Juan Carlos, como son los casos de la catedrática de Derecho Constitucional de la USAL, Ángela Figueruelo, y del profesor titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Valladolid, Alfredo Allué, quienes supuestamente eran profesores del máster que cursaba Cifuentes. Alfredo Allúe ha asegurado al eldiario.es que «ni es mi firma, ni lo que pone debajo, lo de Alfredo Allué, es mi letra».

Ángela Figueruelo se mostró reacia a efectuar declaraciones, por considerar que la gravedad de este asunto es de tales dimensiones que no se debe enjuiciar en los medios informativos. Por ello, ha decidido acudir a los tribunales y emprender acciones judiciales, al haber sido implicado su nombre en el escándalo generado por el máster donde Cifuentes era alumna. «Este tema se va a resolver en los tribunales», subrayó Ángela Figueruelo, quien sí desmintió tajantemente que la rúbrica que aparece en el acta de la Comisión de Garantía de la Calidad sea la suya. De hecho, recordó que la prueba caligráfica que se ha realizado ya de las firmas del acta ha confirmado plenamente que la falsedad de la firma que se le atribuye. «Estamos hablando de un delito muy grave», recalcó la profesora Figueruelo.

La catedrática de Derecho Constitucional también negó con contundencia que haya dado clases en ese máster ni que Cristina Cifuentes haya sido su alumna. «Jamás he dado clases en ese máster», explicó la catedrática, quien sí reconoció, no obstante, que es miembro del Instituto de Derecho Público, organismo vinculado a la Universidad Rey Juan Carlos y que se encarga de impartir el máster donde supuestamente se matriculó Cifuentes, que ha desembocado finalmente en una crisis política sin precedentes en la cúpula de la Comunidad de Madrid. De hecho, en la página web del instituto, que dirige el catedrático Enrique Álvarez Conde, aparece expresamente el nombre de Ángela Figueruelo Burrieza como miembro del Consejo Académico Asesor.

Además de por su extensa actividad docente e investigadora en la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca, donde fue vicedecana, Ángela Figueruelo cuenta en su perfil profesional con otras facetas relevantes, como ser miembro vocal de la Junta Electoral Central desde el pasado año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos