Hombres y mujeres participan en un taller de empoderamiento femenino

Participantes en el taller de empoderamiento femenino que se realizó ayer en Valero. /Marjés
Participantes en el taller de empoderamiento femenino que se realizó ayer en Valero. / Marjés
San Miguel de Valero

Una veintena de personas en cada uno de estos municipios se muestran muy activos ante la iniciativa de CERES

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZSan MIguel de Valero

Una veintena de mujeres y hombres en el caso de San Miguel de Valero, por la mañana; y 16 mujeres y 7 hombres en Valero, por la tarde, participaron ayer en un Taller de Empoderamiento Femenino impartido por Manuela Ramos, técnico de Igualdad de COAG Castilla y León, cuyo objetivo era la «sensibilización en igualdad de oportunidades y el fomento de la participación de las mujeres en los procesos de toma de decisiones y de acceso al poder».

Organizado por CERES (Confederación de Mujeres del Mundo Rural) de Castilla y León con la colaboración del Área de la Mujer de COAG, que es quien imparte esta iniciativa, el taller forma parte de un proyecto dirigido a la población del medio rural bajo el lema ‘Caminando hacia el empoderamiento femenino’. Dicho proyecto, como explican desde CERES, se enmarca dentro del programa de atención a mujeres con necesidades especiales, de promoción de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y de prevención de la violencia de género en Castilla y León, subvencionado por la Dirección General de la Mujer de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León.

Proyecto que consta de dos partes: la realización de 10 de talleres de empoderamiento femenino repartidos por toda Castilla y León, y que se están impartiendo tanto en las capitales de provincia como en pequeños municipios buscando la dispersión geográfica dentro del ámbito regional, y que van dirigidos principalmente a mujeres del medio rural, pero a los que se invita a los hombres, que en el caso de San Miguel de Valero y Valero respondieron de forma activa a esta propuesta. La segunda parte del proyecto consiste en la difusión de un tríptico divulgativo que recoge aquellos conceptos básicos para entender y caminar hacia el empoderamiento femenino.

Los objetivos que se persiguen con este proyecto son «potenciar los puestos de responsabilidad de las mujeres del medio rural; despertar el interés de la participación y de la colaboración de las mujeres en las actividades políticas y sociales de su entorno; potenciar la participación de las mujeres en la sociedad civil; concienciar a las mujeres de la necesidad de promover cambios desde ellas mismas y de la importancia de su trabajo de militancia; y animar a las mujeres a tener un papel activo en aquellas asociaciones a las que pertenecen y que forman parte de su círculo social».

Partiendo de estas ideas, ayer se desarrollaron los talleres en San Miguel de Valero, en el edificio multiusos, y en Valero, en el hogar del jubilado. Taller que, como explicaba Manuela Ramos a este periódico, se dividió en dos partes. La primera de ellas consistió en la visualización de la película ‘Sufragistas’ con un «contenido reivindicativo femenino fuerte, que habla del movimiento sufragista de 1917 de Londres»; y la segunda parte fue un taller participativo en el que se trabajaron contenidos como la perspectiva de género, la igualdad; se aclararon conceptos como qué es el «feminismo» o el «patriarcado»; se hizo un repaso por el lenguaje de género, por los roles que culturalmente se asignan a las mujeres y; por último, se habló del empoderamiento femenino, de «la importancia que tiene el acceso de las mujeres a los cargos de dirección en todo tipo de ámbitos: político, social, económico...». Es importante, como señaló Manuela Ramos, «que las mujeres estemos en estos sitios para poder dar nuestro punto de vista, poder trasladar nuestras necesidades y proponer ideas y soluciones a nuestros problemas».

Esta parte fue muy participativa tanto en San Miguel de Valero como en Valero, donde los participantes expresaron su opinión e incluso contaron sus propias experiencias y vivencias; algo que permitió que «todos aprendamos».

Hay que señalar que esta actividad ha llegado, en una fase anterior, a otros municipios salmantinos como Fuentes de Oñoro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos