La Guardia Civil clama contra la «brutal campaña de acoso» que sufre en Cataluña

La unidad motorizada participó en el desfile que puso el colofón a la celebración de la festividad de la Virgen del Pilar en la Comandancia de la Guardia Civil./VÍCTOR ANTORAZ
La unidad motorizada participó en el desfile que puso el colofón a la celebración de la festividad de la Virgen del Pilar en la Comandancia de la Guardia Civil. / VÍCTOR ANTORAZ

El teniente coronel Jorge Montero Llácer considera que se ha llegado a «una situación límite»

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

La explosiva situación política y social que afronta Cataluña desde el pasado 1 de octubre, con el controvertido referéndum secesionista y el reciente ultimátum lanzado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a la Generalitat catalana, marcó ayer la celebración de la festividad de la Virgen del Pilar, patrona de la Guardia Civil, en la sede de la Comandancia.

Tanto el subdelegado del Gobierno, Antonio Andrés Laso, como el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Jorge Montero Llácer, tuvieron palabras de especial elogio y profunda solidaridad con los agentes salmantinos de la Benemérita que se desplazaron y prestaron servicio en Cataluña durante los últimos días con motivo del desafío secesionista.

El teniente coronel, que subrayó que la conmemoración de la Virgen del Pilar como patrona de la Guardia Civil está unida desde hace 30 años a la fiesta nacional de España, tuvo palabras de especial agradecimiento para «las innumerables muestras de cariño y de afecto que hemos recibido los guardias civiles de Salamanca en solidaridad por la brutal campaña de acoso que han sufrido nuestros compañeros y los del Cuerpo Nacional de Policía en Cataluña, tanto los allí destinados como los que se han desplazado temporalmente para dar cumplimiento a las resoluciones judiciales».

Durante su alocución, Jorge Montero Llácer rememoró los tres años que estuvo destinado como jefe de la Comandancia de Lleida, justo antes de ser destinado a Salamanca hace ahora dos años. Ya entonces pudo percatarse de que la situación en Cataluña se iba deteriorando. Pero durante estas últimas semanas «se ha llegado a una situación límite, en la que los policías nacionales, los guardias civiles y sus familias, incluidos sus hijos menores de edad, han sido hostigados abiertamente».

El teniente coronel elevó el tono de sus afirmaciones al mostrarse convencido de que «los radicales no van a lograr su objetivo, la moral de nuestros compañeros, que pudo estar a punto de flaquear, no deja de aumentar, porque los acosadores, aún siendo miles, son solo un pequeño porcentaje de los catalanes». Como contrapunto a este hostigamiento, los guardias civiles «nos sentimos apoyados por millones de españoles de bien».

«Los acosadores, aún siendo miles, son solo un pequeño porcentaje de los catalanes»

Montero Llácer agradeció especialmente a las instituciones, empresas, colectivos y personas individuales que han expresado su apoyo a la Guardia Civil y al resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por el apoyo dado en concentraciones, actos públicos, a través de los medios de comunicación, redes sociales, correos electrónicos, llamadas telefónicas y también de forma personal.

En parecidos términos se expresó el subdelegado del Gobierno, Antonio Andrés Laso, quien puso de relieve durante su discurso que los salmantinos están muy orgullosos del trabajo desplegado por los miembros de la Guardia Civil que «acaban de regresar de la querida Comunidad de Cataluña, donde han asegurado el cumplimiento de la ley y de las resoluciones judiciales, garantizando a todos los españoles la igualdad y el libre ejercicio de los derechos y de las libertades públicas, pilares básicos del sistema democrático que con tanto esfuerzo plasmamos en la Constitución de la concordia».

Fotos

Vídeos