El grupo socialista de la Diputación lamenta el «inmovilismo» del área de Bienestar Social

Las diputadas del grupo socialista, Carmen Ávila y Beatriz Martín. /WORD
Las diputadas del grupo socialista, Carmen Ávila y Beatriz Martín. / WORD

A mitad de la legislatura, también critican el alto porcentaje de plazas vacantes que nunca se llegan a cubrir pese a la necesidad de personal

E.C. / WORDSALAMANCA

El grupo socialista de la Diputación de Salamanca quiso hacer balance en el ecuador de la legislatura del área de Bienestar Social y de Gobierno Interior. En el primer caso, la diputada Carmen Ávila, considera que se está trabajando pero «cayendo en un continuismo, inercia e inmovilismo de los últimos años», y bajo su punto de vista, «eso no puede ser así porque es un área fundamental para las personas que están en nuestros municipios, y no podemos caer en esa inercia de programas de años atrás».

Al respecto, la diputada del PSOE piensa que la sociedad cambia, «y los municipios también». Carmen Ávila confirma que desde Bienestar Social deben de tratar planes integrales junto a otras áreas de la institución provincial. En su repaso, mencionó algunos casos concretos, como el posible cierre de la guardería Guillermo Arce, que vuelven a decir que se trata de un «error», y apuntan a una mala gestión de la comunicación, «para llegar a los municipios y hacer uso de este servicio».

En este sentido, la diputada advertía que de llegar a cerrarse en un par de años, «los 500.000 euros que supone el coste del centro deberían de llegar a los municipios de la provincia que tienen centro de educación infantil y se ven mal para continuar». Carmen Ávila cree que de esta forma se fomenta la conciliación de la vida laboral y familiar, «para que los municipios no queden despoblados de gente joven». Los socialistas repasaron también la situación de otras infraestructuras de la Diputación, como por ejemplo, el Reina Sofía, «que se nos marcha y queda cerrado y debería de haber puesto interés para no ser así, es otro servicio que se desprende de la institución provincial, y si estamos hablando de bienestar social, no puede continuar por este camino».

Otra de las propuestas que lanzan desde el PSOE está relacionado con las infraestructuras, como por ejemplo, la infrautilización de la cocina de la residencia asistida de la Diputación, de línea fría, «una inversión importe para la institución y que podría ofrecerse también a alguna asociación».

En relación al área de Juventud, «se está trabajando pero deja que desear», sentencia Ávila. Bajo su punto de vista, tienen que ser más ambiciosos, «y hacer un plan integral de juventud en el que estarían implicadas el área de Bienestar Social y otras para paliar la despoblación, el desempleo o la formación».

Una reestructuración

Por su parte, la diputada socialista Beatriz Martín repasaba la gestión en materia de gobierno interior. En este sentido, reconoce que necesita una reestructuración de las diferentes áreas para ser más productivos. Y apuntó a una en concreto, el de asistencia a municipios, que bajo su punto de vista, «es básica para el crecimiento de la provincia», y el volumen de consultas y peticiones por parte de los ayuntamientos es muy importante. «Un área que está marcada por la falta de personal», insistía Martín. Desde el PSOE han pedido que se dote de más personal para ese área.

Asimismo, otra de las críticas de los socialistas está relacionada con la alta tasa de provisionalidad que mantiene la Diputación: «Alrededor de un 40% de las plazas que se contemplan dentro de la relación de puestos de trabajo, continúan siendo vacantes, y cubrir esas vacantes podría ser la solución a muchos de los problemas que puede haber en algunas áreas que se ven ralentizadas». Este grupo demanda que esas vacantes «se cubran».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos