El Gobierno ignora a las autoescuelas y los examinadores harán huelga indefinida

Movilización de las autoescuelas con sus vehículos el pasado 21 de julio en la capital salmantina. /LAYA
Movilización de las autoescuelas con sus vehículos el pasado 21 de julio en la capital salmantina. / LAYA

La asociación salmantina critica al Ejecutivo por no mover ficha tras la movilización del 21 de julio y lamenta que se cancelaran 1.100 exámenes por los paros

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

Los examinadores de tráfico pusieron ayer el punto final a los dos largos meses de paros semanales que protagonizaron a lo largo de los pasados meses de junio y julio. Sin embargo, sus protestas han colisionado con la cerrazón de la Dirección General de Tráfico y, por ello, volverán a retomar sus movilizaciones a partir del 4 de septiembre, en esta ocasión bajo el formato de una huelga indefinida y no mediante los paros intermitentes que llevaron a cabo a lo largo de estos dos últimos meses.

El presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Salamanca, Luis Rodero, puntualizó ayer que, tras la masiva movilización que protagonizó el sector el pasado 21 de julio con la participación de un centenar de vehículos de las 38 autoescuelas salmantinas por las calles de la ciudad, no se ha registrado ningún avance para poner fin a este conflicto, dado que el Gobierno, a través de la Dirección General de Tráfico, se mantiene inamovible en sus planteamiento, pese a los dos meses de paros que han realizado los examinadores. «No ha habido ninguna novedad tras nuestra manifestación y partir del 4 de septiembre va a comenzar una huelga indefinida de los examinadores», adelantó Luis Rodero.

En términos aproximados, los paros acaecidos en junio y julio han supuesto la cancelación y el aplazamiento de unas 1.100 pruebas prácticas para la obtención del carné de conducir. Durante esta semana y tras la conclusión de los paros, habrá exámenes hasta el próximo viernes, dando paso a un paréntesis vacacional que se extenderá desde el 7 al 18 de agosto próximos. La nueva huelga auspiciada por los examinadores , que se iniciará el 4 de septiembre, supondrá un agravamiento y un salto cualitativo en el conflicto, dado que tendrá un carácter indefinido y no se circunscribirá únicamente a tres días de paros semanales, como fue la nota dominante en los meses de junio y julio.

Durante la ruidosa manifestación del 21 de julio, las autoescuelas adornaron sus camiones y turismos con carteles en los que se podía leer el lema ’¡Basta ya! Las autoescuelas queremos examinar a nuestros alumnos’.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos