El Gobierno frena la reivindicación de los jueces para la creación de nuevos juzgados

Fachada del edificio de los juzgados de Salamanca en la plaza de Colón. / MANUEL LAYA

La reclamación llega al Congreso y el Ministerio de Justicia no concreta fechas ni fija posibles partidas presupuestarias

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

La insistente y casi eterna reivindicación de los jueces salmantinos por ampliar las infraestructuras de los operadores jurídicos de Salamanca con la apertura de nuevos juzgados no se ha materializado en nada concreto, dado que el Gobierno no baraja ninguna estimación concreta ni fechas precisas sobre la hipotética creación de estas nuevas dependencias, ni tampoco sobre la ampliación de los actuales juzgados, sobrecargados por el volumen de trabajo y los altos índices de litigiosidad. Al menos, éstas son las principales y llamativas conclusiones que se desprenden de la contestación parlamentaria que el Gobierno ha tramitado en el Congreso para dar respuesta a la pregunta que formuló meses atrás el diputado del PSOE por la provincia de Salamanca, David Serrada. En su interpelación, el parlamentario socialista interrogaba al Ministerio de Justicia sobre las actuaciones previstas para dar respuesta a las peticiones expresadas por el juez decano de Salamanca en relación a la creación de nuevos juzgados en la ciudad, una petición que se fundamentaba en la saturación y la enorme carga de trabajo de los ya existentes.

El parlamentario socialista salmantino ahondaba en la pregunta que formuló en la Cámara Baja en relación a si el Ministerio de Justicia consideraba necesario realizar inversiones en «los inmuebles que son de su propiedad en Salamanca, todo ello con el fin de ampliar el espacio dedicado a los juzgados y otros servicios, tal y como planteaba el juez decano en su memoria», correspondiente al año 2016.

La respuesta del Gobierno, que lleva fecha del pasado 19 de abril, no arroja luz ni colma en ningún caso las peticiones de los magistrados salmantinos, abanderadas por su juez decano. En su escrito, el Ejecutivo puntualiza que en el Ministerio de Justicia «no consta haber recibido la memoria del juez decano de Salamanca de 2016», ya que «únicamente se ha recibido la memoria de 2015 del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, donde sí figuran las necesidades en cuanto a planta judicial, no solo para Salamanca sino para toda la Comunidad Autónoma de Castilla y León».

La réplica del Ministerio de Justicia no menciona ninguna partida presupuestaria, ningún compromiso ni fechas para la hipotética apertura de nuevos juzgados en las dependencias judiciales de la plaza de Colón. En su explicación, el Ministerio de Justicia precisa que «en cuanto a las previsiones de creación de nuevas unidades judiciales, es preciso señalar que en estos momentos los servicios técnicos del Ministerio de Justicia están realizando estudios encaminados a la valoración y asignación de las unidades judiciales que integran la programación correspondiente anual, así como aquellos relacionados con el redimensionamiento de la planta judicial tras las últimas modificaciones legales».

Coordinación

El Gobierno especifica que la asignación de las unidades judiciales previsibles de creación, al igual que en otras programaciones anteriores, se está efectuando «en sintonía con las necesidades señaladas por el Consejo General del Poder Judicial y los Tribunales Superiores de Justicia en sus memorias anuales y de manera coordinada y consensuada con las distintas Comunidades Autónomas con traspaso de medios personales y materiales, sobre la base de parámetros objetivos previamente definidos de litigiosidad y de población».

La indefinición de la versión oficial verbalizada por el Gobierno en este asunto arroja otros reseñables matices, cuando se apunta en la contestación parlamentaria referida a esta problemática que «la tramitación de la programación está en una fase muy avanzada por parte del Ministerio, al igual que otros trabajos encaminados al redimensionamiento de la planta judicial».

La segunda cuestión sobre la que incidía el parlamentario socialista salmantino David Serrada en su interpelación iba encaminada al desembolso y la consignación de partidas económicas para intentar ampliar y mejorar las actuales dependencias judiciales, que soportan un elevado volumen de trabajo y que ha provocado malestar y quejas de forma reiterada entre el colectivo de los operadores jurídicos.

Respecto a «la consideración» de la necesidad de realizar inversiones en los inmuebles judiciales «para la ampliación, adecuación y mejora de las instalaciones» –proclama el Gobierno del PP en sus matizaciones para responder a los puntos a los que aludía David Serrada– se indica que «ésta forma parte de la programación anual del Ministerio de Justicia, dado que se tiene asignado un proyecto de inversión genérico a tal fin». Por si fuera poco, el Gobierno lanza un claro mensaje de advertencia sobre las posibles inyecciones presupuestarias en este apartado al expresar que «no obstante, dada la situación presupuestaria actual y su disponibilidad, cualquier actuación está supeditada a dicha actuación».

A lo largo de los últimos años la actuación más destacada que tuvo lugar en relación a la apertura de nuevos juzgados en Salamanca acaeció en diciembre de 2010, cuando entró en funcionamiento el Juzgado de Primera Instancia número 9 en el inmueble judicial de la plaza de Colón. Aquel nuevo juzgado fue aprobado por el Consejo de Ministros en junio de 2010, junto a otros 133 juzgados más en todo el país. El Ministerio de Justicia enmarcó entonces la creación de estos juzgados dentro del Plan Estratégico de Modernización de la Justicia (2009- 2012), que conllevó la creación de 200 unidades judiciales en aquella anualidad con un presupuesto de 32,3 millones de euros.

Fotos

Vídeos