Ganemos acusa al PP de reducir el sueldo de los conserjes municipales a 700 euros

Virginia Carrera y Gabriel Risco comparecen ante los periodistas en una rueda de prensa. / LAYA

Carrera y Risco critican que el Ayuntamiento vuelva a dejar en manos de una empresa privada los contratos de estos trabajadores

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

Ganemos vuelve a descargar su artillería dialéctica contra la gestión del Partido Popular al frente del Ayuntamiento de Salamanca. Sus concejales Virginia Carrera y Gabriel Risco alertaron, en esta ocasión, sobre los sustanciales recortes salarias al que se verán abocados el colectivo de conserjes que trabajan en las instalaciones municipales, por culpa de la política de privatización del Consistorio.

Precisamente, la comisión extraordinaria de Contratación aprobó ayer el pliego de condiciones para licitar este servicio, con el voto favorable tanto del PP como del PSOE y Ciudadanos, y el único voto contrario por parte de Ganemos.

Virginia Carrera puntualizó que cualquier conserje u ordenanza municipal, según se estipula en el pliego», «acabará cobrando 300 euros menos que cualquier otra persona que realice las mismas tareas en el sector privado». Ésta es la prueba, según la edil de Ganemos, de que «lo que logra este pliego es precarizar las condiciones de trabajo de la plantilla y reducir considerablemente la eficiencia en el servicio», un hecho que Carreta tildó de «alarmante al ser consentido por el propio Ayuntamiento.

Ganemos subrayó que apuesta por la remunicipalización de aquellos servicios cuyos contratos estén a punto de caducar. Por su parte, Gabriel Risco rememoró que el contrato se estaba elaborando desde el 4 de enero de este año, pero Ganemos fue «excluido» del proceso, ya que «no se nos ha entregado ningún anteproyecto, informe técnico o proyecto». Risco dejó claro que era consciente de las dificultades que implicaría la remunicipalización de este y otros servicios, pero «la situación problemática la ha generado el Partido Popular, al no sustituir al personal que se jubilaba, con la decisión premeditada de privatizar en 2013».

El coste para el Ayuntamiento de este servicio asciende a 527.000 euros con IVA, con 38.400 horas al año y un precio por hora de 11,38 euros. Sin embargo, con el pliego aprobado ayer y la empresas embolsaría en sus arcas 157.000 euros procedentes del erario público, lo cual resulta «escandaloso», según enfatizó Risco.

Fotos

Vídeos